Si pensáramos en una solo imagen de Vietnam seguro que lo primero que se nos viene a la mente es la magnífica Bahía de Halong, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994 y declarada una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, navegar entre sus islas es una de las mejores experiencias viajeras del Sudeste Asiático.

Bahía de Halong, Vietnam

Cómo llegar a la Bahía de Halong y la isla de Cat Ba desde Hanoi

Hay muchas formas de llegar a este pequeño paraíso y no siempre fáciles. El embarcadero de la ciudad de Halong está a unos170 kilómetros de la capital Hanoi, desde aquí parten cientos de embarcaciones a diario para recorrer la bahía. Lo habitual es contratar una excursión desde Hanoi pero es aquí donde comienza la aventura, en internet se pueden leer cientos de comentarios sobre timos y embarcaciones en mal estado por lo que acertar con la agencia es muy importante. En el barrio de Old Quartier hay multitud de ellas, se debe tener en cuenta además del precio, que es lo que incluyen: transportes, comidas, excursiones en kayak, entradas a las cuevas y al área protegida de la Bahía etc.

Bahía de Halong, Vietnam Bahía de Halong, Vietnam

Nosotros nos decantamos por Hanoi Transfer Service, el precio del tour de un día por la Bahia de Halong y el traslado hasta Cat Ba, donde ya por nuestra cuenta pasaríamos otro día y medio nos costó 35$. No obstante existen otras opciones para la visita, como utilizar el transporte local hasta el puerto de Halong o contratar excursiones de varios días haciendo noche en el barco.

Bahía de Halong, la belleza natural de Vietnam

Más de 2000 islotes de roca kárstica salpican los 120 kilómetros de costa que se extiende a lo largo del golfo de Tonkin. También conocida como la Bahía de los Descendientes, cuenta la leyenda que cuando los invasores chinos querían apoderarse de Vietnam, el emperador vietnamita pidió ayuda a los dragones de la bahía que lanzaron piedras de jade las cuales se convirtieron en islas e islotes  formando una muralla contra la que los invasores hundieron sus barcos.

Bahía de Halong, Vietnam Bahía de Halong, Vietnam

Bahía de Halong, Vietnam

Sobre las 8 de la mañana nos recogieron en el hotel y tras tres horas de viaje, en una continua caravana desde Hanoi, llegamos  al ruidoso muelle de Halong, desde aquí y en pequeños grupos nos vamos acomodándo en las diferentes embarcaciones para poner rumbo a la bahía. Mientras navegamos aparecen ante nuestro ojos cientos de pináculos y pequeños islotes en su mayoría deshabitados y sin vegetación, el paisaje es simplemente espectacular.

Bahía de Halong, Vietnam

Después de la comida, arroz, pollo, tofu, vegetales, que nos ofrecieron en la cubierta del barco, hicimos la primera parada en una de las muchas cuevas que se forman en la bahía, en concreto visitamos la Hang Sung Sot Cave, la cueva del Aturdimiento, a ella se accede subiendo 90 escalones y atravesando un puente de madera. Cuenta con tres cámaras fantásticamente iluminadas plagadas de estalactitas y estalagmitas.

Hang Sung Sot Cave, la cueva del Aturdimiento, Vietnam Hang Sung Sot Cave, la cueva del Aturdimiento, Vietnam

El paseo continua atravesando aldeas flotantes de pescadores hasta que paramos para poder hacer kayak entre arcos naturales y cuevas horadadas en la roca, desde agua es como mejor se aprecia la inmensidad de la bahía y la altura de los pináculos que la forman, toda una experiencia.

Aldeas flotantes de pescadores, bahía de Halong Aldeas flotantes de pescadores, bahía de Halong

Desde aquí, continuamos la navegación hacia la isla de Cat Ba y podría decir que es la zona que más nos gusto, los islotes son de menor tamaño pero la paz y tranquilidad que se respira en esta parte de la bahía es todo un regalo, de vez en cuando una barca típica vietnamita con pescadores pasa junto a nuestro barco.

Bahía de Halong, Vietnam

La isla de Cat Ba, qué ver y hacer.

A diferencia de la mayoría de islas que salpican la bahía, Cat Ba está habitada, cuenta con unos 14.000 habitantes, es la más grande de ellas, ocupa una extensión de 300 kilómetros cuadrados,  y esta declara Reserva de la Biosfera ya que cuenta con una tupida vegetación.

La isla de Cat Ba, Vietnam

El barco nos dejo en el puerto de Cai Vieng, desde donde tomamos el último autobús hacia la localidad de Cat Ba, a unos 35 minutos, se trata del núcleo urbano mas importan de la isla, dedicado a la pesca y al turismo y donde se encuentran la mayor parte de alojamientos y agencias de viaje. Elegimos el Hong Nhat Hostel (259 Nui Ngoc Stree) y tras descansar un poco cenamos en la calle Nui Ngoc, con decenas de restaurantes de comida local y marisco fresco para acabar el día tomando una cerveza junto al embarcadero.

Son muchas las excursiones que se ofertan en la isla, ya sea para visitar la Bahia de Lan Ha, menos conocida que su hermana Halong o para hacer algún trekking por la isla, ya que un tercio de la misma es Parque Nacional. Decidimos esto último, contratando una excursión de medio día con Cat Ba Ventures  por unos 12$. La primera parada la hicimos en la cueva hospital (Quang Y) a unos 12 kilómetros al norte de Cat Ba, tiene tres plantas y fue utilizada durante la guerra de Vietnam primero como base militar y luego como refugio y hospital. Se pueden visitar varios habitáculos y si hay suerte uno de los veteranos de la guerra, de la familia que ha día de hoy son los dueños de la cueva, nos explicaran historias allí vividas.

Cueva hospital, isla de Cat Ba, Vietnam Cueva hospital, isla de Cat Ba, Vietnam

Continuamos hasta la entrada del Parque Nacional de Cat Ba, donde junto a nuestros dos compañeros austriacos y el guía (también se puede hacer por libre, pero recomiendan contratar uno) hicimos un trekking por la zona conocida como Kim Giao de algo más de dos horas. La vegetación es increíble y en la zona viven una gran cantidad de fauna entre la que destaca el langur blanco. La caminata no es excesivamente dura pero el calor, la humedad y los mosquitos complican la subida.

Parque Nacional de Cat Ba, Vietnam Parque Nacional de Cat Ba, Vietnam

El resto de la tarde la dedicamos a descansar en las playas cercanas a Cat Ba, conocidas como Co 1, Co 2 y Co 3, pequeñas y  de arena blanca en el mar de indochina. Las dos primeras forman parte de un hotel pero se pueden visitar sin problemas.

Playas cercanas a Cat Ba

Otra de las atracciones más conocidas de la isla es el conocido como Fuerte Cañón, fue construido por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial y utilizado posteriormente por franceses y vietnamitas en la guerra de Vietnam. Se encuentra en lo alto de una colina a las afueras de la localidad y se puede acceder tanto a pie como en un tren turístico, la entrada al mismo cuesta 50.000 VND y lo mejor es acercarse hasta allí al atardecer para poder disfrutar de unas increíbles vistas a la bahía, las playas y el pueblo.

Vistas desde Fuerte Cañón