Las Montañas Rocosas o Rockies son un sistema de cordilleras que recorren Norteamérica desde Alaska a Nuevo México, pasando por Canadá donde podremos encontrar la zona de las Rocosas más espectacular. El Parque Nacional de Banff es un claro ejemplo de ello,  montañas de nieves perpetuas, bosques infinitos, lagos, campos de hielo, cascadas, animales salvajes… son un pequeño ejemplo de lo que esta zona ofrece y motivos más que suficientes para convertirlo en un viaje inolvidable para los amantes de la naturaleza más autentica.

Parque Nacional de Banff, Canada

Las Montañas Rocosas de Canadá están formadas en realidad por cuatro parques nacionales: Jasper, Yoho, Kootenay y Banff, siendo este último el más visitado de todos. Situado en la provincia de Alberta, el Parque Nacional de Banff fue fundado en 1885 para proteger las aguas termales de Cave y Basin descubiertas durante la construcción del Canadian Pacific Railway. Se trata del espacio protegido más antiguo de todo Canadá y pasó a ser Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1985, no en vano ya que sus increíbles paisajes y biodiversidad apabullante enamoran y sorprende a cada paso.

Consejos para visitar el Parque Nacional de Banff, Canadá

Aunque dedicaremos un post específico para tratar con más detalle aquello que consideramos importante a la hora de preparar un viaje por las Montañas Rocosas de Canadá y Vancouver, queremos señalar aquí algunos datos más concretos de Banff.

¿Mejor época?

En primer lugar, nuestra ruta por Canadá transcurrió durante la última quincena de mayo, por lo que algunos trekking y carreteras estaban cerrados, pero, por el contrario, esto nos permitió visitar algunos de los lugares más conocidos sin las hordas de turistas que se encuentran durante los meses de verano, además de poder disfrutar de algunos lagos completamente congelados, lo que aumenta si cabe su belleza.

¿Cómo nos desplazamos?

La mejor manera de conocer y recorrer el Parque Nacional de Banff es con un coche de alquiler, que en nuestro caso lo contratamos en el aeropuerto de Calgary, para poder recorrer la zona a nuestro ritmo.

¿Alojamiento?

A la hora de buscar alojamiento existen multitud de opciones, dentro del parque encontramos tanto albergues, campings como hoteles pero además de tener que reservar con mucho tiempo de antelación los precios suelen ser muy elevados, por ello recomendamos alojarse en algunas de las poblaciones limítrofes como Canmore o incluso más cercanas a Calgary, las distancias no son muy grandes y nuestro bolsillo lo agradecerá.

 ¡Consejo Nómada!

Para visitar los diferentes Parques Nacionales de Canadá es necesario abonar unas tasas de entrada, si la idea es visitar varios parques durante nuestro viaje es muy probable que compense hacerse con el Discovery Pass que permite visitar más de 80 puntos de interés por todo el país durante todo un año, el pase familiar para hasta 7 personas que viajan en el mismo vehículo nos costo (mayo de 2019) 136$ canadienses, podéis consultar toda la información en su página oficial.

 ¿Cuanto tiempo le dedico a Banff?

Los atractivos que ofrece Banff National Park son tan numerosos y diversos que se antoja imposible abarcarlos en una sola visita, pero mínimo recomendamos dedicarle 3 o 4 días.

Qué ver y hacer en el Parque Nacional de Banff

El Parque Nacional de Banff, ocupa una extensión de 6.000 km2  y es , sin dudas, el más visitado de las Rocosas Canadienses, gracias entre otras cosas, a su cercanía  a Calgary (140km), donde se encuentra el aeropuerto más importante de Alberta.

Sus paisajes son tan sublimes que nos dejaran boquiabiertos en cada mirador o parada que hagamos, en Banff se nos presenta la naturaleza en todo su esplendor, pudiendo hacer nuestra visita de muchas formas diferentes llenándola de actividades como Kayak, senderismo, avistamiento de fauna… o si preferimos una visita con más calma existen Circuitos organizados de varios días por las Rocosas

Os proponemos a continuación una  lista de los lugares, que para nosotros, son imprescindibles en esta zona de las Rocosas Canadienses, pero dejaremos para otro Post aquellos puntos, que aun perteneciendo al P.N. de Banff, están dentro de la  Icefields Parkway, la conocida como Carretera de los Glaciares, que une los parque de Banff y Jasper.

Pueblo de Banff

Si vamos a recorrer el Banff National Park, lo más probable es que nuestra primera parada sea en el agradable pueblo de homónimo nombre, en el que encontraremos todo tipo de servicios como bares, restaurantes, tiendas de artículos de montaña y senderismo, supermercados, alojamientos y donde está ubicado el Banff Visitor Center parada obligatoria para conseguir mapas, folletos e información sobre actividades a realizar, carreteras y rutas cortadas y todo tipo de consejos para organizar nuestra visita al Parque.

Pueblo de Banff, Canadá Banff Visitor Center Nómadas recogiendo información

Gondola Banff

En el mismo pueblo de Banff encontramos una de las mayores atracciones del Parque, la conocida como Gondola Banff, aunque tenemos que reconocer que en un principio tanto su excesivo precio (57$ canadienses) como el hecho de pensar que era la típica “turistada” nos hizo meditar si merecía la pena o no. Pero desde ya os podemos asegurar que lo recomendamos con creces, bien por las brutales vistas a, nada menos, que seis cadenas montañosas y todo el valle de Bow o por el precioso paseo que se puede hacer en la cima de la montaña Sulphur.

Gondola BanffVistas desde Gondola Banff Vistas desde Gondola Banff

El viaje en telecabina dura unos 8 minutos en los cuales atravesamos una espesa vegetación hasta llegar a la cima de la montaña Sulphur a 2.281 metros de altura para disfrutar del espectacular paisaje alpino con unas vistas de 360º sin desperdicio, se puede decir que, mires donde mires, es bonito. En la cima existe un sencillo recorrido con paneles informativos que se puede terminar con tranquilidad en una hora, pero seguramente dedicaremos el doble de tiempo por las veces que pararemos a sacar la cámara.

Gondola Banff, Alberta, Canadá Gondola Banff, Alberta, Canadá Gondola Banff, Alberta, Canadá

También podemos visitar el centro de interpretación con varias exposiciones permanentes sobre la zona y un restaurante/bar donde tomar algo en un lugar privilegiado.

Restuarante de la Gondola Banff Gondola Banff, Alberta, Canadá Gondola Banff, Alberta, Canadá

No olvideis que cuando compramos el ticket se indica una hora de subida y una hora máxima de bajada, nosotros nos pasamos un poco del tiempo, pero nadie nos dijo nada, quizás en temporada alta, cuando la afluencia de turistas sea mayor, sean más estrictos al respecto. Toda información en la página oficial de la Gondola Banff

Minnewanka Lake

A unos 15 kilómetros de Banff encontramos el Lago Minnewanka cuyo nombre en lengua indígena se traduce como Agua de los espíritus, y que con sus 28 kilómetros de longitud y casi 142 metros de profundidad es el lago más grande de la zona. De origen glaciar y alimentado por el rio Cascada, para visitarlo basta con dejar nuestro coche en el parking gratuito y hacer alguna de las muchas rutas que nos llevan a recorrer las orillas del lago y sus inmediaciones ricas en fauna.

Minnewanka Lake, Parque Nacional de Banff, Canadá

Uno de los mejores lugares para disfrutar de sus increíbles vistas es el pequeño embarcadero, donde nos podemos sentar a descansar en las típicas sillas rojas canadienses, todo un icono. Además se pueden alquilar embarcaciones a motor o realizar alguna excursión organizada por el lago como las que podéis encontrar en esta web.

Two Jacks Lake

Este precioso paraje es en realidad un estrechamiento del propio Minnewanka Lake, lo visitamos a última hora de la tarde y en total soledad lo que nos permitió disfrutar al máximo del lago.

Two Jacks Lake, Parque Nacional de Banff, Canadá

 Vermilion Lake

Se trata de uno de los tres lagos situados a las afueras de Banff dentro del valle del Río Bow y desde donde se tienen unas vistas privilegiadas al fantástico Monte Rundle. Se extiende a lo largo de la carretera por lo que es muy fácil para a disfrutar del paisaje o descansar en alguna de las zonas de picnic habilitadas. El mejor momento para visitarlo es al atardecer.

Vermilion Lake, Parque Nacional de Banff, Canadá Vermilion Lake, Parque Nacional de Banff, Canadá

Bow Valley Parkway

Se trata de una de las carreteras escénicas más bonitas de las Rocosas, rodeada de profundos bosques de pinos y uno de los mejores lugares del parque para avistar fauna salvaje.

Bow Valley Parkway, Parque Nacional de Banff, Canadá Bow Valley Parkway, Parque Nacional de Banff, Canadá Bow Valley Parkway, Parque Nacional de Banff, Canadá

Discurre paralela a la autovía que une el pueblo de Banff con el Lake Louise y sin duda recomendamos tomarla en su lugar. Uno de los puntos más significativos que podemos encontrar en ella es la conocida como Morant´s curve, junto al rio Bow, que adquirió popularidad gracias al fotógrafo Nicholas Morant que utilizó las instantáneas tomadas en este lugar para promocionar la línea de ferrocarril Canadian Pacific Railway.

Morant´s curve

En la actualidad por aquí pasan dos trenes diarios pero sin horario fijo, por lo que tomar la fotografía preciada del tren pasando por la curva es cuestión de suerte o paciencia.

Johnston Canyon

Situado en la misma Bow Valley Parkway, a unos 25 minutos del pueblo de Banff, encontramos uno de los lugares más visitados de todo el Parque Nacional: el Cañón de Johnston.

Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá

Tras dejar el coche en el parking habilitado, esta sencilla ruta comienza en el  Johnston Canyon Lodge y nos lleva a dos cascadas: Lower falls y Upper falls.

Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá

Para llegar a las primeras, las Lower falls, basta con seguir el camino señalizado 1,2 kilómetros (sobre 1 hora ida y vuelta), el sendero discurre a través de las paredes del cañón, los túneles escavados en la roca y las pozas que forma el rio y que termina en esta bonita cascada y sus miradores, de los cuales uno está horadado en la propia roca.

Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá

Si continuamos el camino, algo más complicado, durante unos treinta minutos más, llegaremos a las Upper Falls, una caída de agua de 30 metros, cuyo estruendo envuelve todo lo que rodea.

Johnston Canyon, P.N. Banff, Canadá

Desde aquí parte otra ruta conocida como  Ink Pots, son 7 manantiales de aguas frías y cristalinas a las que podemos llegar caminando unas tres horas más y a los que nosotros, lamentablemente, no fuimos por falta de tiempo.

Lake Louise

El Lago Louise, situado a 1750 metros de altura, es posiblemente una de las atracciones más visitadas de todo Canadá, y es que el paisaje que allí vamos a encontrar parece, simplemente de mentira. El Lago Louise y el glaciar Victoria, rodeado de altos picos montañosos y sus aguas de un intenso color azul turquesa  son una postal que jamás olvidaremos.

Lake Louise, Parque Nacional de Banff, Canadá

El lago recibió su nombre en honor a la princesa británica Luisa Carolina Alberta, que estuvo casada con el embajador de Canadá en Londres. En su orilla se encuentra el lujoso hotel Fairmont Chateau Lake Louise, construido a principios del Sg XX por la Canadian Pacific Railway, pero no nos engañemos, es enorme, horrible y desentona mucho con el paisaje, realmente pasamos hasta de hacerle una foto… ¡mejor vamos a ver otra del Lago con una cabaña!

Lake Louise, Parque Nacional de Banff, Canadá

Aconsejamos visitarlo antes de las 10 de la mañana o después de las 7 de la tarde, para evitar la aglomeración de turistas que llegan en autobuses privados. En nuestro caso nos acercamos al Lago Louise en dos ocasiones, el primer día era domingo y el parking estaba completo, por ello tuvimos que dejar el coche en Louise Village y hacer un camino de unos 3 kilómetros, a tramos con bastante nieve, hasta llegar al lago. Para la vuelta tomamos uno de los autobuses gratuitos que parten del mismo Lago y pedirle al conductor que nos dejase junto a nuestro coche.

Nómada papa y nómada pequeñaja de camino al Lake Louise

La su belleza del Lago Louise es innegable, pero el estar rodeados de tantísimos turistas nos agobio un poco y dejamos una segunda visita al finalizar nuestra ruta canadiense y la verdad es que acertamos, pudiendo por fin disfrutar del lago con muchas más de tranquilidad, ¡mereció la pena!

Lake Louise, Parque Nacional de Banff, Canadá

El Lake Louise es el punto de partida ideal para realizar diferentes rutas, que van desde rodear sus orillas en busca de las perspectiva más espectacular, a otros trekking más complejos, como el que discurre hasta al Lake Agnes y la Casa del Té. Se trata de un recorrido de 3,4 kilómetros de ida, unas dos horas,  en el que se alcanzan los 2135 metros de altura. La recompensa, al final del trayecto, es llegar a la Casa del Té, que con sus 60 años de antigüedad conserva su estructura original y  donde podremos disfrutar de su  cocina casera. No hay electricidad y los alimentos que se utilizan son llevados hasta allí andando o a caballo por los empleados. Desde la Casa de Té se puede continuar, durante los meses de verano, hasta el Big Beehive y la conocida como Plain of six Glaciers.

Moraine Lake

Situado a escasos kilómetros del Lago Louise, encontramos el Lago Moraine, uno de los más bonitos de las Montañas Rocosas Canadienses y conocido por aparecer durante años en los billetes de 20$ canadienses y en muchos de los fondos de pantalla de Windows.

Moraine Lake, Parque Nacional de banff, Canadá

Se encuentra ubicado a 2.000 metros de altura y está rodeado por diez picos de nieves perpetuas que alcanzan los 3.600 metros de altura.

Moraine Lake, Parque Nacional de banff, Canadá

La mejor forma de admirar sus increíbles aguas azuladas es subir al mirador Rock Pile.

Moraine Lake, Parque Nacional de banff, Canadá

La carretera de acceso al lago permanece cerrada hasta mediados de mayo o principios de junio, durante nuestra Ruta por Canadá, la primera vez que intentamos llegar no fue posible pero una semana más tarde, a la vuelta de Vancouver tuvimos la suerte de poder disfrutar de este magnífico Lago, caminando por parte de sus aguas aun heladas y sin apenas turistas.



Booking.com