En nuestra última visita a Londres queríamos dedicar un día a conocer alguna ciudad cercana, donde poder vivir el encanto de los pueblos de la campiña inglesa. Finalmente nos decantamos por Canterbury, capital del condado de Kent y una de las ciudades más bonitas de Inglaterra, famosa por su catedral (declarada Patrimonio de la Humanidad), la Universidad de Kent y, cómo no, por ser la cuna de los Cuentos de Canterbury, obra clave del s. XIV.

¿Cómo llegar de Londres a Canterbury?

Pero vayamos por partes, Canterbury está ubicada a 70 km al sur de Londres y es un destino factible para recorrer en un día desde la capital. Nosotros lo hicimos en autobús, aprovechado que nuestro hotel estaba a escasos 300 metros de la estación Victoria Coah Station, con National Express, existen multitud de horarios y los precios varían en función tanto de las horas de salida como de la antelación a la hora de comprar los billetes. Nosotros lo reservamos unos 15 días antes y el coste de billete ida y vuelta por persona fue de unas 12 libras, el trayecto dura unas 2 horas. Existe también la posibilidad de ir en tren, es una opción algo más rápida pero también bastante más cara.

¿Qué ver en Canterbury?

Son muchas las atracciones que se pueden visitar en la ciudad y a todas ellas se puede acceder andando ya que las distancias no son muy grandes. Canterbury es una ciudad universitaria, con mucha población joven, y eso se nota en la gran cantidad de pubs, restaurantes y lugares de ocio cultural como galerías, exposiciones, talleres de cuentos etc.

Desde la estación de autobuses nos dirigimos a la calle St George´s, donde encontramos la Sant George´s Tower. Esta torre del reloj es lo único que se conserva de la antigua iglesia homónima, y es conocida por ser el lugar donde bautizaron al escritor Christopher Marlowe. A lo largo de la calle había colocado una especie de mercadillo con numerosos puestos de ropa, antigüedades y comida, donde no pudimos resistirnos a comprar unos dulces. Pronto nos cruzamos con el Longmarket, la calle del mercado, un buen lugar para los amantes de las compras.

Canterbury, Sant George´s Tower Canterbury

Canterbury, Longmarket

La ciudad fue bombardeada durante la II Guerra Mundial, pero la restauración se hizo imitando la arquitectura tradicional británica por lo que todos los edificios cuentan con un especial encanto que nos remonta a la época. Siguiendo la calle, llegamos al precioso edificio Beaney House op Art & Knowledge, convertido en museo, biblioteca y galería de arte, en cuya planta superior se ubica la oficina de información turística, donde nos pueden facilitar un mapa de la ciudad así como información de los diferentes tours y recorridos a pie por la misma.

Aprovechando que el sol salía tímidamente, decidimos recorrer los canales que cruzan la ciudad. Existen multitud de empresas que ofrecen paseos en barca, pero nosotros preferimos andar. Continuando en línea recta por la misma calle, lo primero que nos encontramos es con el pequeñísimo puente del Rey, desde el que se tiene la estampa típica de los canales de la ciudad y donde el rio Stour se esconde bajo el Easbridge Hospital, un hospedaje de peregrinos del s. XII visitable en la actualidad. Continuamos hasta las imponentes Torres Westgale, dos torres medievales construidas en 1379, de 60 metros de altas y que constituyen la única de las siete puertas de la ciudad medieval que permanece en pie. Junto a ellas se puede ver el Guidhall y pasear por los jardines de Wesgale, que bordean uno de los canales y donde tanto visitantes como estudiantes aprovechan para tomar un picnic los días soleados. Dentro del parque hay un monumento a las víctimas  de la II Guerra mundial. Al otro lado del canal, nos topamos con edificios más modernos como el Marlowe Theatre o el Westgale Hall.

Canterbury, puente del Rey Canterbury, rio Stour

Canterbury, Torres Westgale Canterbury, rio Stour

Nos habíamos dejado para el final el que es, sin duda, el monumento más famoso de Canterbury, su imponente Catedral de estilo gótico, una de las más antiguas de Inglaterra. Nuestra visita coincidió con uno de los acontecimientos más importantes del año: la entrega de diplomas a los recién licenciados de la Universidad de Kent. El acto se celebra en la nave central de la catedral y en él se reúnen las familias de los estudiantes ataviados con sus mejores galas (hindúes, árabes y el más puro estilo brithis se dan la mano). Gracias a ello la entrada a la catedral, 12 libras adulto y 8 para los menores de 18 años, se redujo a la mitad.

A la catedral se accede por la Christ Church Gate, con su pórtico del siglo XV y debajo de la cual están las taquillas (horario de 9-17.30h en verano y hasta las 17h en invierno). Desde allí se camina por la pradera que rodea al conjunto monumental. En el destaca la Torre Bell Harry de 91 metros de alto. La Catedral de Canterbury es la sede de la Iglesia Anglicana desde 1543 año en el que se separo de la Iglesia Católica. En su nave central, de 60 metros, destacan el coro, el pulpitum y sus impresionantes vidrieras. En su interior fue decapitado el arzobispo más famoso de la catedral Thomas Becket en 1170, en la que fue su tumba hoy queda una vela en su memoria. Pero esta no la única tumba “famosa”, también están enterrados Enrique IV y Juana de Navarra, aunque la que más destaca es el Sepulcro del Príncipe Negro, hijo de Eduardo III y llamado así por la armadura negra que su padre le regaló, lucho en la Guerra de los cien años, pero murió sin llegar a reinar. Merece la pena visitar también al cripta, la Triniti Chapely y como no pasear por el claustro, impregnándonos de la belleza de aquella maravilla gótica.

 Catedral de Canterbury  Catedral de Canterbury  Catedral de Canterbury  Catedral de Canterbury

 Catedral de Canterbury

Tras la visita a la catedral, de nuevo rumbo a la estación del tren, lo mejor es perderse por sus callejuelas, visitar alguna galería de arte o aprovechar para tomar una autentica pinta inglesa en alguno de sus Pubs. Sin duda una escapa más que recomendable para escapar por un día del bullicio de londinense.

 Catedral de Canterbury  Catedral de Canterbury





Booking.com