Para nuestro último día por Kioto dejamos el que para muchos  su templo más conocido: el Fushimi Inari Taisha, que quedo inmortalizado en la película Memorias de una Geisha. Se trata del principal santuario sintoísta de la ciudad, está dedicado al Dios Inari, deidad de los negocios y la prosperidad. Su origen se remonta al siglo VIII cuando la familia Hata decidió construir un templo a los dioses del arroz y del shake. Los miles de torii que a día de hoy forman los caminos hasta la cima han sido donados por familias de negocios y comerciantes quedando anotado en cada uno de ellos el nombre de la misma y la fecha de la donación, por uno de ellos se puede pagar entre 400.000 y 1.000.000 de yenes.

Fushimi Inari, Kioto, Japón

Fushimi Inari, como llegar desde Kioto

El Fushimi Inari Taisha está a unos 10 kilómetros de Kioto, llegar hasta aquí es muy sencillo, basta con tomar en la estación central de Kioto uno de los trenes de la Línea JR Nara, sentido Nara, y bajarse en la parada Inari, unos 5 minutos de trayecto. Es importante tomar un tren local y no uno express ya que estos últimos no realizan parada en dicha estación. Además, al ser una línea operada por JR, podemos viajar gratis siempre y cuando hayamos activado nuestro JRPass.

Fushimi Inari, Kioto, Japón

Fushimi Inari, visíta

El templo está situado en la cima de una colina a 233 metros sobre el nivel del mar. Para alcanzarla hay que recorrer 4 kilómetros, empleando cerca de 3 horas en la visita pero no todos los turistas llegan hasta allí. Nada más salir del tren atravesamos tiendas, puestos de comida y souvenirs hasta toparnos con varios torii gigantes que dan acceso al santuario principal.

Fushimi Inari, Kioto, Japón Fushimi Inari, Kioto, Japón

Fushimi Inari, Kioto, Japón

A diferencia de la mayoría de templos japoneses su visita es gratuita y se puede extender por los diversos senderos delimitados por los torii de color bermellón que pueblan el lugar formando túneles. Recorrerlos, especialmente en soledad, es uno de los mejores recuerdos de nuestro viaje por Japón. La zona está salpicada de casas de té y pequeños santuarios, pero si una figura destaca es la del zorro o Kitsune, mensajeros del dios Inari, que habitualmente se representan con una llave en la boca símbolo de buena suerte.

Zorro o Kitsune

A mitad de camino, más  o menos, donde la senda se vuelve más empinada está el Yotsutsuji intersección desde la cual se tiene una bonita panorámica de la ciudad de Kioto. Para regresar lo mejor es utilizar alguno de los senderos adornados con lámparas de piedra, que circulan entre bosques de bambú y por los que va menos gente.

Fushimi Inari, Kioto, Japón Fushimi Inari, Kioto, Japón

Fushimi Inari, Kioto, Japón

Fushimi Inari, Kioto, Japón