La pequeña y fotografiada localidad de Hallstatt es una de las imagines más típicas de Austria y se ha ganado por meritos propios el título de “Pueblo más bonito a orillas de un lago” además de “Pueblo más bonito de Austria” y es que esta preciosa localidad es Patrimonio de la Humanidad desde 1997.

Hallstatt, qué ver en el pueblo más bonito a orillas de un lago

Con estos precedentes es imprescindible hacer una visita, al menos de un día, si estamos en ruta por Austria y comprobar “in situ” que estos calificativos no son para nada exagerados.

Hallstatt, qué ver en el pueblo más bonito a orillas de un lago, Austria Hallstatt, qué ver en el pueblo más bonito a orillas de un lago

Hallstatt, qué ver en el pueblo más bonito a orillas de un lago, Austria

Su nombre proviene de la palabra celta Hall que significa “sal” y es que los primeros asentamientos que se conocen en Hallsatt datan del 800-400 a.c. cuando se empezaron a explotar sus famosas minas de sal, unas de las más antiguas de Europa.

Cómo llegar a Hallstatt desde Salzburgo o Werfen

Hallstatt pertenece a la región de Salzkammergut, conocida como la región de los lagos ya que hay más de 700 en la zona y está ubicada al sureste de Salzburgo, lo habitual es realizar una excursión de un día desde la ciudad natal de Mozart que se encuentra a algo más de una hora en coche. Otra opción es hacerlo desde Werfen a 60 kilómetros, es lo que hicimos nosotros ya que tomamos esta localidad cómo base para descubrir esta zona de Austria.

Mapa para llegar a Hallstatt, Austria

La carretera para llegar Hallstatt discurre por  bucólicos paisajes y preciosos pueblos de montaña en los que destacan sus iglesias de altísimos campanarios, realmente merece la pena este trayecto por sí mismo, y lo normal será que paremos en bastantes ocasiones para fotografiar los parajes de esta zona.

Paisajes que recorremos hasta llegar a Hallstatt, Austria

Una vez llegamos al pueblo hay que dejar el coche en alguno de los cinco parkings de pago situados a las afueras ya que su casco antiguo es peatonal.

Qué ver en Hallstatt en un día

La mejor manera de visitar Hallstatt es, sencillamente, perdiéndose por sus callejuelas, admirando las fachadas de las casas con sus balcones repletos de flores, disfrutando de sus coquetos cafés y restaurantes o realizando alguna compra en sus tiendas de artesanía.

Hallstatt, Austria Hallstatt, Austria

Tiendas de artesania en Hallstatt, Austria

La calle principal, Seestrasse, suele estar repleta de turistas por las mañanas que es cuando llegan los tours organizados. Nos sorprendió la cantidad de viajeros asiáticos que aterrizaban al pueblo y es que su admiración por Hallstatt ha llegado hasta tal punto que en un pueblo de China construyeron ¡una réplica exacta!.

Cientos de asiáticos visitan Hallstatt, Austria

Todo el pueblo es una delicia pero entre sus puntos más destacados esta la Plaza Markplatz, rodeada de preciosas casas y en el medio de la cual encontramos su famosa fuente de piedra. Junto a ella podemos ver la Iglesia luterana cuyo alto campanario sobresaliendo sobre el resto de edificios es la imagen más fotografiada de Hallstatt.

Plaza Markplatz, Hallstatt, Austria

Plaza Markplatz, Hallstatt, Austria Iglesia Luterana, Plaza Markplatz, Hallstatt, Austria

Fuente de Piedra, Plaza Markplatz, Hallstatt, Austria

El pueblo cuenta también con una iglesia católica, Pfarrkirche, de estilo románico-gótico. Desde el cementerio anexo a la Iglesia podremos tener unas imponentes vistas del pueblo y el lago. Además, dentro de esta, hay  un osario conocido como Hallstatter Beinhaus, con más de 1200 cráneos, muchos de ellos decorados con nombres y símbolos.

Increibles vistas de Hallstatt

Iglesia católica Pfarrkirche Hallstatter Beinhaus

La visita no puede quedar completa sin dirigirse a la enorme plataforma ubicada a los pies de la montaña para disfrutar de unas increíbles vistas del lago y del propio pueblo, dominado por el imponente campanario de su iglesia.

Increibles vistas de Hallstatt El lago de Hallstatt

Increibles vistas de Hallstatt

Si todo esto no es suficiente para enamorarse de este pequeño pueblo austriaco, Hallstatt ofrece mucho más, desde paseos en barca por el lago, caminatas para conocer la naturaleza que lo rodea o la posibilidad de hacer una visita a sus antiguas minas de sal, ubicadas en lo alto del monte y a las que se puede acceder por el funicular que parte desde el pueblo.

Paseos en barca o en cisne por Halstatt

Una vez allí se puede pasear disfrutando una vez más de unas espectaculares vistas, tomar algo en su restaurante y, como no, visitar su interior a través de toboganes y escaleras que durante siglos han sido utilizadas por los mineros. Hay que tener en cuenta que los niños pequeños no pueden acceder.

Antiguas minas de sal, Hallstatt

Una visita inolvidable que se debe saborear con calma en busca del mejor ángulo desde el que fotografiar una de las estampas más bonitas de Austria y de la vieja Europa.

Increibles vistas de Hallstatt





Booking.com