Hanoi, capital de Vietnam, tiene todo aquello que imaginamos de una ciudad asiática: cientos de motos con un caótico tráfico, increíbles templos y pagodas, entramados de calles en los que comprar, comer y beber casi cualquier cosa. Para muchos Hanoi o la Gran Señora de Asia como también se le conoce, es solo la puerta de entrada a lugares tan conocidos como la Bahía de Halong o Tam Coc pero bien merece una visita por sí misma, en ningún lugar de Vietnam se mezcla tanto tradición y modernidad.

Hanoi, capital de Vietnam, es tan espiritual como cosmopolita

Hanoi, como llegar

El aeropuerto internacional de Hanoi, Noi Bai Airport, está a unos 35 kilómetros  del centro de la ciudad y aunque cuenta con menos vuelos internacionales que Ciudad Ho Chi Ming, son numerosas las aerolíneas que la conectan con otras ciudades asiáticas, así como aerolíneas de bajo coste para vuelos nacionales. Nosotros llegamos procedentes de Bangkok con un vuelo de la compañía Air Asia en algo menos de dos horas.

Para llegar del aeropuerto a la ciudad existen varias opciones: desde coger un taxi, la opción más cara (las compañías más fiables son Mailinh y Ninasun) hasta el autobús público (con salidas muy frecuentes desde las 5 a las 22h) pasando por la opción de los minibús o vanet, que es por la que nos decantamos, nos costó 30.000 VND y en algo menos de una hora nos dejo en el centro de la ciudad.

Hanoi cuenta con tres estaciones de autobuses desde donde moverse a cualquier parte del país, lo mejor es comprar los billetes en el hotel donde nos alojemos o en alguna de las agencias de viaje que pueblan el casco antiguo ya que suelen incluir la recogida en el propio alojamiento. Lo mismo sucede para el caso de los tours de uno o varios días por Sapa, la Bahia de Halong o Tom Coc.

Donde dormir, comer y beber en Hanoi

El casco histórico de Hanoi cuenta con una amplísima oferta de alojamientos para cualquier bolsillo, nosotros elegimos el Green Street Hotel (21 Ma May Street,  booking@greenstreethote.com), muy bien ubicado y con habitaciones correctas con baño dentro.

El casco histórico de Hanoi tiene una gran oferta de bares y restaurantes Cerveza Bia Hoi, un icono de Vietnam

Los puestos de comida callejera y restaurantes proliferan por toda la ciudad, el plato típico es en Pho, unos fideos de arroz que se acompañan de verduras, pollo o ternera. Se puede ver a los habitantes de Hanoi tomándolos a cualquier hora sentados en taburetes de colores en la calle. Uno de los emblemas de Vietnam es su cerveza de barril Bia Hoi. La que dicen es la cerveza más barata del mundo, un vaso tiene un precio de 500 VND (unos 30 céntimos de euro) se sirve no muy fría, pero sin duda recomendamos acabar el día disfrutando de ella en los bares que se instalan en el cruce de la calle Dinh Let y Loung Ngoc Quyen.

Puestos de comida callejera en Hanoi

Hanoi, que ver

Con más de mil años de historia, Hanoi alberga gran cantidad de atractivos turísticos, este sería un buen recorrido para poder disfrutar de ellos:

El centro neurálgico de la ciudad es el Lago Hoan Kiem o lago de la estatua restituida, es un precioso lago artificial de 1750 metros de perímetro y del que ya se tenían registros en escritos del siglo XV. En su interior alberga una isla con la Torre de la Tortuga así como el Templo de Ngoc Son, donde se conserva el cuerpo momificado de una enorme tortuga.

Torre de la Tortuga, Hanoi

Para acceder hay que atravesar el puente Huc de madera roja. Según cuenta la leyenda, el emperador Le Loi se encontraba combatiendo contra la dinastía Ming cuando recibió de una tortuga que habitaba en el lago una espada con poderes mágicos con la que pudo derrotarles, finalizada la batalla la propia tortuga le reclamo la espada para devolverla al lago. Para entrar hay que pagar 3000 VND y el horario es de 8-17h.

Cuerpo momificado de la enorme tortuga Lago Hoan Kiem, Hanoi

No muy lejos se encuentra la Catedral de San Jose de Hanoi, construida en 1886 que es el símbolo de la ocupación francesa de la ciudad.

Catedral de San Jose de Hanoi

El entramado de calles que conforman el centro histórico de Hanoi está repleto de puestos, tiendas y locales de comida, destacando el mercado cubierto de Lung Xuan, el más grande de la ciudad, donde se puede comprar desde textiles a cualquier tipo de artesanía y souvenirs, no sin antes practicar el arte del regateo, se suelen obtener precios hasta un 70% más bajos del original.

El Templo de Bach Ma en uno de los mas antiguos de la ciudad y fue construido por el emperador Ly Thai To, quien traslado la capital a Hanoi, en honor a su caballo blanco que le siguió hasta este lugar.

Templo de Bach Ma, Hanoi

Si nos movemos hacia el oeste de la ciudad encontramos el que es su templo más famoso, el Templo de la Literatura, se erigió en honor a Confucio en el año 1070 y se convirtió en la primera Universidad de Vietnam, estuvo en funcionamiento durante 700 años y en ese tiempo solo 2313 alumnos consiguieron superar la formación completa, sus nombres se anotaron en varias losetas que se conservan en la conocida como constelación de la literatura.

Templo de la Literatura, Hanoi Templo de la Literatura, Hanoi

Templo de la Literatura, Hanoi

Templo de la Literatura, Hanoi

Su interior cuenta con cinco patios alineados separados por preciosos edificios de estilo vietnamita con tejados bajos y varios jardines con piscinas que invitan a la meditación. El precio de la entrada es de 10.000VND y el horario de visita de 8-17h.

A menos de 5 minutos andando se encuentra el Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh, para muchos el lugar más sagrado de todo Vietnam. Su entrada se encuentra presidida por la inscripción: República Socialista de Vietnam para siempre y en el descansan los restos momificados de Ho Chi Minh que murió en 1969 y, aunque quiso ser incinerado, el gobierno decidió finalmente embalsamarlos.

Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh, Hanoi

Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh, Hanoi Complejo del Mausoleo de Ho Chi Minh, Hanoi

Todos los días se forman largas colas para poder visitar su tumba entre las 9 y las 12, para acceder es importante vestir con decoro, no están permitidos los pantalones o faldas cortas ni los hombros al descubierto. El resto del complejo, de enormes dimensiones y rodeados por cuidadísimos jardines, alberga otros edificios como el Palacio Presidencial, la que fuera su residencia oficial o como un Museo dedicado al libertador. Pero entre ellos destaca la Pagoda del Pilar Único, templo dedicado a Buda y que destaca por descansar sobre un único palafito en medio de un lago artificial, hasta él se acercan las parejas de recién casados para hacer ofrendas que les traigan fertilidad.

Pagoda del Pilar Único, Hanoi

Por último y antes de regresar de nuevo al centro de la ciudad, merece la pena visitar la Ciudadela Imperial de Thang Long, de estilo similar a la Ciudad Prohibida de Pekin fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2010 por la Unesco. Fue construida por la dinastía Ly y en la actualidad uno de sus edificios alberga el Museo Militar.

Ciudadela Imperial de Thang Long, Hanoi

Destaca la torre en la que ondea desde 1892 una enorme bandera de Vietnam como símbolo de la liberación de la capital. Se puede visitar su interior, donde destacan los túneles y bunkers utilizados durante la guerra de martes a domingo y el precio de la entrada es de 30.000VND.