Situada en la provincia de Columbia Británica (Canadá) Vancouver Island o Isla de Vancouver, es con su más de 32.000km2 la isla más grande de la costa occidental de América y  un destino perfecto si estamos en ruta por la Costa Oeste de Canadá.

Densos bosques de árboles centenarios, senderos kilométricos, playas salvajes en las que relajarse o practicar surf, enorme fauna salvaje entre la que destacamos la posibilidad de avistar osos… la Isla de Vancouver ¡¡lo tiene todo!!

Los primeros habitantes de la Isla de Vancouver datan de hace miles de años, ya  las Primeras Naciones (indígenas de la costa oeste americana) la ocuparon hace la friolera de 14.000 años y no fue hasta el siglo XIX cuando exploradores españoles y británicos recorrieron la isla y la defendieron de la ocupación rusa, lo que hizo que durante años se le conociera cómo Isla de Quadra y Vancouver en conmemoración al amistoso encuentro y colaboración entre el comandante español Juan Francisco Bodega y Quadra y el Capitán inglés George Vancouver en 1792.

Con solo cuatro días para visitar la isla decidimos centrarnos en conocer la zona del Pacific Rim National Park y, en concreto, los senderos y playas que parten de las poblaciones de Ucluelet y Tofino, dejando para otra ocasión la visita a la ciudad de Victoria, para muchos una de las más bonitas de Canadá.

Cómo ir de la ciudad de Vancouver a Vancouver Island

Desde la ciudad de Vancouver a la Isla de Vancouver se puede acceder en barco por dos puntos: llegando a la ciudad de Victoria o por Nanaimo, siendo esta ultima la más habitual.

Mapa de la Isla de Vancouver, Canadá

Los ferris de la compañía BC Ferries, parten de Vancouver a Nanaimo desde dos puertos: la terminal sur de Tsawwassen o al norte de la ciudad, en la terminal de Horseshoe Bay, opción que elegimos nosotros. El recorrido en ambos casos ronda los 90 minutos, tiempo en lo que podremos disfrutar de las impresionantes vistas que nos ofrece la travesía. Los ferris cuentan con varios restaurantes, tiendas e, incluso zona de juego para los más pequeños, lo que hace que el viaje sea muy agradable.

Pasisaje desde el ferry camino a la Isla de Vancouver

En la página web de BC Ferries podéis encontrar tanto los horarios, que varían según la época del año, y los precios, tanto por pasajero como por vehículo. Si viajamos en verano o en fin de semana lo mejor es comprar los pasajes por adelantado, ya que es muy habitual que los ferris se llenen y nos quedemos en tierra. En las carreteras y carriles de acceso a las terminales suele haber letreros luminosos en los que se indican las plazas vacantes para el siguiente barco.

Esperando para subir al ferry camino a la Isla de Vancouver Esperando para subir al ferry camino a la Isla de Vancouver

Qué ver y hacer en la Isla de Vancouver en 4 días

Como ya hemos comentado, la isla de Vancouver tiene unas dimensiones enormes y hace imposible poder visitarla en su totalidad en tan poco tiempo, por lo que decidimos centrarnos en la zona del Pacific Rim National Park y que nos ofrecía enormes playas, cientos de senderos y la posibilidad de ver la fauna local.

Ferri entre Vancouver e isla de Vancouver

El viaje en ferry entre Vancouver y la isla de Vancouver es, además de necesario, una de las grandes atracciones de la zona. Tras visitar la ciudad de Vancouver, nos dirigimos a la terminal norte de ferris, Horseshoe Bay, la más concurrida para acceder a la Isla de Vancouver y situada a unos 20 minutos en coche del centro de la ciudad.

Ferry camino a la Isla de Vancouver

Tomamos un barco a última hora de la tarde lo que nos permitió disfrutar de uno de los mejores atardeceres que nos brindo nuestra ruta por Canadá, mientras atravesamos el estrecho de Georgia salpicado por multitud de islas conocidas como Islas del Golfo y dejábamos atrás el skyline de Vancouver.

Maravilloso estrecho de Georgia Maravilloso estrecho de Georgia Ferry camino a Vancouver Island

Tras hora y media de viaje, el ferri nos dejo en la terminal Departure Bay, cercana a la ciudad de Nanaimo, y continuamos hasta Port Alberni, donde pasamos la noche en uno de los muchos moteles de carretera.

Alrededores de Port Alberni: Cathedral Grove

La localidad de Port Alberni, dominada por el gigantesco pico nevado de Arrowsmith Peak, es el lugar perfecto para usar cómo punto de partida y hacer algunas compras antes de perdernos por la inmensidad de isla de Vancouver ya que cuenta con todo tipo de infraestructuras, pero si por algo es famoso este pueblo y sus alrededores es por el bosque conocido como Cathedral Grove, ubicado dentro del MacMillan Provincial Park.

Cathedral Grove, Isla de Vancouver

Se trata de un profundo bosque poblado de enormes abetos Douglas que alcanzan los 60 metros de alto y los 9 de diámetro y que para las Primeras Naciones tenían un significado mágico, convirtiendo el lugar en un enclave ceremonial.

Cathedral Grove, Port Alberni Cathedral Grove, Port Alberni Cathedral Grove, Port Alberni

Tras dejar el coche en el pequeño aparcamiento junto a la carretera encontramos dos rutas cuya visita en totalmente gratuita. La parte más al sur, es la que cuenta con los arboles más grandes y antiguos entre los que destaca el llamado The Big Tree, que con más de 800 años y 76 metros de alto es uno de los ejemplares más viejos de la Isla.

Explicación de Big Tree, Cathedral Grove Big Tree, Cathedral GroveBig Tree, Cathedral Grove

En la zona norte encontramos una gran cantidad  de cedros rojos junto al precioso lago Cameron. Ambos recorridos son senderos circulares de escasa dificultad, siendo incluso accesibles algunos tramos del sendero sur para personas con movilidad reducida o carritos de bebe.

El día de Año Nuevo de 1997 una brutal tormenta con vientos huracanados destruyo parte del bosque. Decenas de senderos y caminos fueron bloqueados por los arboles gigantes que cayeron al suelo, modificando para siempre el paisaje del bosque. A día de hoy podemos ver en el suelo los enormes arboles cubiertos por el musgo de hace años como recuerdo y testigo de la furia de la naturaleza que arranco estos mastodontes de la tierra.

Cathedral Grove, Port Alberni Cathedral Grove, Port Alberni

Tras la visita a Cathedral Grove, pusimos rumbo a la localidad de Ucluelet, algo menos de dos horas de camino por la Pacific Rim Hwy/BC-4, atravesando un paisaje sublime de picos nevados, densos bosques y lagos… tan bonito como increíble ya que os recordamos que esto es una isla.

Pacific Rim National Park: Ucluelet y Tofino

La primera parada que recomendamos es en el Pacific Rim Visitor Center, situado en la bifurcación entre Ucluelet y Tofino, donde podremos conseguir mapas de la zona, senderos, recomendaciones y excursiones.

Para poder visitar el Parque Nacional es necesario contar con el pase Discovery Pass que permite visitar más de 80 puntos de interés por todo el país durante todo un año,  podéis consultar toda la información en esta web y en nuestro Post sobre los consejos para viajar a la Costa Oeste de Canadá.

El Pacific Rim National Park presenta una costa abrupta, con enormes playas de arena fina rodeadas de bosques.  El Parque está dividido en tres zonas: Long Beach entre Ucluelet y Tofino, el Camino de la costa Oeste y las islas Broken Group.

Pacific Rim National Park, Isla de Vancouver Pacific Rim National Park, Isla de Vancouver Pacific Rim National Park, Isla de Vancouver

Qué ver y hacer en Ucluelet

Las dos siguientes noches las pasaríamos en Ucluelet, para recorrer el primero de los tramos, el Long Beach. Ucluelet es un pequeño pueblo pesquero de unos 1.000 habitantes fundado en el Sg. XIX por pescadores, buscadores de oro y cazadores de pieles que en la actualidad vive casi en exclusiva del turismo. Aquí podremos encontrar los alojamientos más económicos de la Isla,  nosotros elegimos el  Surfs Inn Guesthouse, situado en la calle principal del pueblo, cuenta con unas zonas comunes muy agradables además de ofertar varias actividades entre las que destaca la posibilidad de tomar clases diarias de surf, un acierto.

Ucluelet, Isla de Vancouver

El conocido como Wild Pacific Trail, a las afueras de Ucluelet, está formado por multitud de senderos, muy bien señalizados, con paneles informativos sobre el paisaje y la fauna que se puede ver y acondicionados con bancos y preciosos miradores hacia el mar.

Wild Pacific Trail, Isla de Vancouver Wild Pacific Trail, Isla de Vancouver Wild Pacific Trail, Isla de Vancouver

Basta con elegir la ruta que mejor se adapte a nuestra condición física y tiempo disponible, ya que podemos hacer desde cortos paseos de poco más de un kilómetro, adaptados incluso para carritos de bebes y sillas de ruedas, a trekings más exigentes de 10 o más kilómetros. En cualquier caso, todas las opciones son espectaculares,  rutas en las que se mezclan el espesor de los bosque pluviosos pacíficos con un unas vistas impresionantes a playas salvajes.

Playas salvajes en el Wild Pacific Trail, Isla de Vancouver

Recomendamos acercarnos hasta el faro Amphitrite, del Sg. XIX, levantado con el fin de acabar con los números naufragios, se han documentado más de 100, que tuvieron lugar en estas costas, conocidas también cómo el “Cementerio del Pacifico” y desde, con un poco de suerte, veremos saltar ballenas y orcas.

Faro Amphitrite Todos estos animales podríamos ver!

Las playas, enormes, salvajes y prácticamente vacías, son el otro gran atractivo de la zona, destaca por encima de todas la llamada Long Beach, que con sus 16 kilómetros de largo es la más grande de toda la Isla de Vancouver, además de un lugar ideal para disfrutar del surf, el deporte rey de la isla.

Long Beach, Ucluelet Long Beach, Ucluelet Long Beach, Ucluelet

La playa de Chesterman por su parte es una de las más visitadas para ver atardecer. Con marea baja, la fina arena de Chesterman se llena mejillones, percebes y estrellas de mar entre las decenas de troncos y arboles arrastrados por el agua, sin dudas, un lugar fascinante para disfrutar de los impresionantes atardeceres del océano Pacifico.

Playa de Chesterman, Isla de Vancouver

Qué ver y hacer en Tofino

Pasamos una tarde en Tofino, uno de los destinos más concurridos de la Isla de Vancouver por la cantidad de surfistas que se juntan en sus playas.

Mirador de Tofino, Isla de Vancouver, Canadá

El pueblo está orientado completamente a la práctica del surf, lleno tiendas y escuelas donde aprender a surfear pero no os preocupéis,  si no nos interesa este deporte, bien merece la pena acercarse hasta su muelle y pasear por sus tranquilas calles en busca de algún local donde degustar una buena cerveza local, os recomendamos el Big Daddy´s fish fry.

Tofino, Isla de Vancouver, Canadá Tofino, Isla de Vancouver, Canadá

En busca de osos en las costas de la Isla de Vancouver

Uno de los grandes reclamos para los visitantes que se acercan hasta esta zona de la Isla de Vancouver es la posibilidad de avistar fauna salvaje.

Existen multitud de empresas tanto en Ucluelet como en Tofino que ofrecen salidas en barco o zodiac de medio día en las que es bastante sencillo ver ballenas, orcas y delfines. Nosotros no realizamos ninguna de estas actividades y NO PODEMOS ASEGURAR que sean responsables y respetuosas con los animales y su entorno, si decidís contratar alguna de estas actividades cercioraros primero de que respetan a los animales y entorno. Si veis que alguna de ellas no es responsable y no respeta a los animales no dudéis en comentarlo por aquí para que podamos denunciar (claros ejemplos de que la actividad NO es respetuosa sería perseguir a los animales, darles de comer para que se acerquen o interferir de una forma u otra con su hábitat)

En nuestro caso decidimos contratar una excursión para avistar osos negros, bastante comunes en esta zona, que cuando baja la marea se acercan a pescar a la costa. Elegimos la empresa Hello Nature Adventure Tours y recorrimos la zona en kayak, partiendo desde el muelle de Ucluelet durante unas cuatro horas, en las que además de disfrutar del paisaje tuvimos la suerte de, por fin, toparnos con el oso negro, y lo más importante, sin interferir en su hábitat. Podemos asegurar que esta excursión es respetuosa tanto con animales como entorno.

Nómada en busca del Oso Negro Oso Negro, Isla de Vancover Oso Negro, Isla de Vancover



Booking.com