Liubliana, la capital de Eslovenia, es una ciudad cargada de encanto. De pequeño tamaño, ideal para pasear y relajarse, que nada tiene que ver con el resto de capitales Europeas, y de la que nos enamorados desde el primer momento. Sus calles rezuman cultura, historia y, además, en 2016 fue nombrada capital verde de Europa. De forma increíble continúa siendo una gran desconocida para el turismo, pero en este Post os mostramos qué ver y qué hacer para que pongáis a Eslovenia y Liubliana en las agendas viajeras.

Liubliana, Eslovenia Liubliana, Eslovenia

Liubliana, Eslovenia

Fundada como un campamento romano, Liubliana ha pasado por una turbulenta historia hasta llegar a su independencia de la antigua Yugoslavia en 1991. Las continuas guerras y los repetidos terremotos han hecho mella y modificado su arquitectura por ello sus edificios presentan una mezcla de estilos de varias épocas, aunque buena parte de su apariencia actual se debe al arquitecto Joze Plenik.

Liubliana, Eslovenia

Entre edificios y calles siempre hay un símbolo presente en Liubliana, el dragón: según la leyenda, tras haber encontrado el vellocino de oro, Jasón y los Argonautas remontaron el rio Danubio antes de volver al mar Egeo, en su camino pararon en la fuente de nacimiento del rio Ljubljanica, donde Jasón venció a un monstruo, el dragón de Liubliana, que en la actualidad está presente tanto en el escudo como en la bandera de la ciudad.

Dragón de Liubliana, Eslovenia

Durante nuestra ruta de cinco días por Eslovenia tomamos como base Liubliana, desde donde poder visitar todos los puntos más importantes del país.

Qué ver y hacer en Liubliana

Por su tamaño, Liubliana es ideal para recorrerla andando o en bicicleta y en un día se pueden conocer la mayor parte de sus atractivos. Su casco histórico, conocido como Stare Miastro está formado por callejuelas adoquinadas y edificios de tonos pastel, toda una joya en la que predominan los estilos barroco y art noveau.

Stare Miastro, Liubliana, Eslovenia Stare Miastro, Liubliana, Eslovenia

Stare Miastro, Liubliana, Eslovenia

La Plaza Preseren es la más famosa de la ciudad, está situada junto al río Ljubljanica y las vistas al castillo desde ella son magnificas. Entre los edificios destaca la Iglesia Franciscana de la Anunciación, de estilo barroco, con una característica fachada de tono rosado y con un interior con interesantes frescos.

Plaza Preseren, Liubliana, Eslovenia

También encontramos la estatua del poeta Frances Preseren, en ella aparece junto a su esposa desnuda, motivo por el cual la escultura fue muy controvertida en la época llegando a aparecer muchos días vestida. La oficina de turismo se encuentra en dicha plaza y es también el punto de partida de los numerosos tours que recorren a diario la ciudad.

Estauta de Preseren, Plaza Preseren, Liubliana, Eslovenia

Otro de los puntos más conocidos de Liubliana es la Plaza Mestri, en la que destaca el edificio del Ayuntamiento construido en 1718, de estilo gótico, en su interior se puede visitar el vestíbulo con el escudo de armas de la ciudad y una antigua estatua de Hércules.

Plaza Mestri, Liubliana, Eslovenia Plaza Mestri, Liubliana, Eslovenia

Frente al ayuntamiento encontramos la conocida como Fuente de los Tres Ríos y que representa a los tres ríos de Carniola: Ljubljanica, Sava y Krka, y en mitad de la cual se eleva un obelisco de diez metros de alto. Fue construida en 1743 por Francesco Robba el cual se inspiro en la famosa fuente de los 4 ríos de Bernini, en la Plaza Navona de Roma.

Fuente de los Tres Ríos, Liubliana, Eslovenia

Junto a ellos se levanta la imponente Catedral de San Nicolás, construida en el siglo XVIII y de estilo barroco. Además de su cúpula destacan las dos puertas donde se cuenta la historia del cristianismo esloveno.

El mejor lugar para tomar el pulso de la ciudad es su Mercado al aire libre de la Plaza Trznica, abierto todos los días menos los domingos y en el que se puede comprar productos frescos, flores, todo tipo de recuerdos del país e incluso comer mientras charlamos con los habitantes de la ciudad. A lo largo del rio encontramos también unas naves con bonitos cafés y restaurantes.

Plaza Trznica, Liubliana, Eslovenia Rio Ljubljanica, Liubliana, Eslovenia

Mercado al aire libre, Liubliana, Eslovenia

Una de las mejores cosas que hacer en Liubliana es pasear por el rio Ljubljanica, que separa la ciudad antigua de la parte más moderna, además de aportarnos unas preciosas vistas de la ciudad, en sus márgenes hay un gran número de cafeterías y terrazas de lo más animadas ideales para descansar y tomar algo al caer la tarde, además con un poco de suerte podremos disfrutar de la música de artistas callejeros.

Rio Ljubljanica, Liubliana, Eslovenia

En Liubliana existen un gran número de puentes cargados de historia como su famoso Puente de los Dragones, llamado así por  estar flanqueados por cuatro enormes dragones, el símbolo de la ciudad, fue construido sobre otro antiguo, destruido durante un terremoto, y es el primer puente de hormigón armado de Europa.

Puente de los Dragones, Liubliana, Eslovenia

Puente de los Dragones, Liubliana, Eslovenia Puente de los Dragones, Liubliana, Eslovenia

Cerca de él se levanta otro curioso puente por el que se accede al mercado, en el que además de los ya típicos candados que dejan las parejas de enamorados, encontramos varias figuras de hombres casi devorados y que representan a aquellos que, incumpliendo las normas, comieron carne en viernes santo.

Candados, Liubliana, Eslovenia Hombres devorados, Liubliana, Eslovenia

Entre ambos puentes se ha instalado una zona de bares y restaurantes con mucho ambiente, especialmente por la noche, más adelante os recomendamos cuales son los mejores restaurantes en relación calidad/precio y comida local.

Bares, restaurantes y mucha gastronomia en Liubliana

Pero si hay un puente famoso en Liubliana es el llamado Puente Triple, situado junto a la Plaza Preseren, su diseño actual fue obra del arquitecto Plecnik y conecta el centro medieval de la ciudad con la zona más moderna, siendo una de las postales más típicas de la ciudad. Fue construido sobre otro puente de madera más antiguo pero de una enorme importancia histórica ya que unía las tierras del noroeste de Europa con el sur y los Balcanes.

Puente Triple, Liubliana, Eslovenia

Dominando  y protegiendo Liubliana, desde lo alto de la colina de Grad, se levanta el imponente Castillo de Liubliana, visible casi desde cualquier punto de la ciudad. Su origen data de 1444, pero fue reconstruido durante el siglo XV, en la actualidad sirve fundamentalmente como centro de exposiciones y museo.

Castillo Liubliana, Eslovenia

Castillo Liubliana, Eslovenia Castillo Liubliana, Eslovenia

Su planta es circular y en el podemos visitar la Capilla de San Jorge, la sala de armas o la antigua prisión. Aunque lo mejor del Castillo son sin duda las vistas que desde el se tienen al conjunto completo de Liubliana.

Vistas desde el Castillo Liubliana, Eslovenia

Se puede acceder de varias formas: en coche, pues existe un parking en la explanada junto al castillo, andando unos 15-20 minutos a través de una empinada zona boscosa o en el funicular que sale junto a la plaza del mercado. Para tener una información detallada de los precios y los eventos que tienen lugar en el castillo lo mejor es visitar su web oficial.

Para terminar el paseo por la agradable Liubliana, nos apartamos un poco del centro más turístico, hasta el barrio conocido como Metelkova, un antiguo cuartel militar abandonado y transformado gracias a la labor de varios artistas voluntarios para evitar su derrumbe.

Metalkova, Liubliana, Eslovenia

Metalkova, Liubliana, Eslovenia Metalkova, Liubliana, Eslovenia

Se trata del barrio más alternativo y underground de la ciudad. Sus fachadas están decoradas con elementos reciclados y en especial los fines de semana es un centro de ocio para los jóvenes eslovenos.

Metalkova, Liubliana, Eslovenia

Donde comer en Liubliana

Liubliana posee una oferta gastronómica muy amplia y excelente, os dejamos los sitios donde mejor se come en base a su precio y a la comida local.

Restaurantes baratos en el centro de Liubliana

Zbornica, con unos precios que rondan los 10€, este restaurante/hamburgueseria, en muy famoso por la calidad de su comida, la atención y precios reducidos (Rimska cesta 13 Entrance From Park Behind The Building, Liubliana 1000 Eslovenia).

Fari’s Delice, Kebab, falafel, comida turca… y a escasos metros del centro, todo por un precio medio de 5€ es todo un acierto (Mikloshicheva cesta 34, Liubliana 1000 Eslovenia).

Gostilna Dela, con un precio medio de 14€ el menu con bebida incluida este acogedor restaurante en pleno cento de Liubliana es un acierto seguro con sus platos variados y generosos (Poljanska cesta 7, Liubliana 1000 Eslovenia).

Restaurantes de comida local en el centro de Liubliana

Julija Restaurant, excelente restaurante de comida local en el centro de Liubliana, aunque siempre esta lleno es recomendable esperar un poco por una mesa (Stari trg 9, Liubliana 1000, Eslovenia).

Luda, pequeño restaurante de menú con productos de temporada que cambian cada pocas semanas. Cocina fantástica a precios muy razonables (Poljanska cesta 11, Liubliana 1000, Eslovenia)

Hisa Pod Gradom, una carta llena de platos eslovenos servidos en una preciosa terraza en el centro de Liubliana (Strelishka ulica 10, Liubliana 1000, Eslovenia)



Booking.com
iati Seguros