Ubicada en el norte de Laos y formando una península entre los ríos Mekong y Nam Khan, Luang Prabang es por meritos propios la ciudad más bonita de Laos y un imprescindible en cualquier viaje por el sudeste asiático. Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1989, antigua capital de Laos hasta 1545, Luang Prabang  supone una delicia para el viajero que pasea por sus tranquilas calles deslumbrándose con sus más de treinta templos budistas o disfrutando de su gastronomía.

Luang Prabang, Laos

Luang Prabang, que hacer y que ver

La mayor parte de los templos, restaurantes y agencias de viajes se sitúan en el centro de la ciudad en torno a la Sisavangvong Road. Es aquí donde cada noche, al caer el sol, se instala el famoso mercado nocturno.

Es casi imposible visitar la totalidad de sus templos pero estos son algunos de los más destacados.

El primero que nos encontramos nada más pasar la oficina de turismo  es el Wat Mai Swanna Phumaham, un antiguo monasterio budista de 1796. En la actualidad hay varios edificios que sirven de vivienda y centro de estudio para los jóvenes monjes. Lo que más llama la atención del edificio principal es tu tejado en varios niveles y sus relieves decorados. Dentro hay varias estatuas de Buda donde siempre hay fieles orando. Sobre las 10 de mañana se acercan a comer dentro del templo.

Wat Mai Swanna Phumaham, Luang Prabang

Wat Mai Swanna Phumaham, Luang Prabang Wat Mai Swanna Phumaham, Luang Prabang

Junto al anterior encontramos el Palacio Real, una de las visitas más importantes de Luang Prabang, fue construido en 1904 por el Rey Sisavang Vong y sirvió de residencia real hasta 1975 cuando la monarquía fue derrocada por el régimen comunista, en la actualidad se ha reconvertido en Museo Nacional.

Palacio Real, Luang Prabang

Pasear por sus jardines es gratis pero merece la pena pagar los 30.000LAK y acceder al teatro real, la sala del trono y el museo, donde hay una enorme colección de carruajes, y el templo Haw Pha Bang, con una ornamentada fachada principal que tiene en su interior la estatua de Buda Phra Bang de 80 centímetros de oro macizo el más venerado de Laos y que según cuenta la leyenda fue construido en Sri Lanka hace mas de 2000 años.

Palacio Real, Luang Prabang Palacio Real, Luang Prabang

Otros de los puntos destacados de la ciudad es la visita a la colina Phu Si. En su base podemos ver el Wat Pa Huak uno de los pocos templos que no están restaurados y con unas pinturas muy interesantes en su interior.

Wat Pa Huak, Luang Prabang

Wat Pa Huak, Luang Prabang

Después de pagar los 20.000LAK de la entrada se ascienden unos 300 escalones por un camino boscoso rodeado de pequeños santuarios y vendedoras de pájaros enjaulados (se pueden soltar en la cima en busca de buena suerte). Allí se encuentra la That Chomsi, una estupa de color dorado visible casi desde cualquier punto de la ciudad, y las ruinas del Wat Pha Phutthabaht uno de los lugares más sagrados de la ciudad ya que tiene la una huella de Buda. Las vistas a la ciudad bien merece la caminata especialmente al atardecer.

That Chomsi, Luang Prabang That Chomsi, Luang Prabang

Luang Prabang, Laos

De vuelta, podemos tomar Sakkaline Road, para acercarnos a la Wat Sensoukaram con su preciosa fachada dorada y roja y uno de los lugares más habituales para ver la ceremonia de entrega de limosnas, y en el Wat Sene, construido en el s.XVII con 100.000 piedras del rio Mekong.

Wat Sensoukaram, Luang Prabang

Pero el templo más bonito de Luang Prabang es el Wat XiengThonh. Fue construido en 1560 por el Rey Setthathirad y se encuentra en la confluencia de los ríos Mekong y Nam Khan, en el fueron coronados los distintos reyes laosianos.

Wat XiengThonh, Luang Prabang

Destaca en su muro exterior un increíble mosaico del árbol de la vida mientras que en el interior hay varias hileras de columnas ricamente ornamentas así como un techo con la rueda dhammacakka. Otro de los edificios sirvió de capilla funeraria con las puertas decoradas con escenas eróticas Ramayana y un impresionante carro mortuorio de12 metros en su interior. El precio de la entrada es de 20,000 LAK.

Wat XiengThonh, Luang Prabang Wat XiengThonh, Luang Prabang

Wat XiengThonh, Luang Prabang

A lo largo de todo el recorrido por el centro de la ciudad encontramos cafés, restaurantes y pastelerías, recuerdo del pasado colonial francés de esta zona de Indochina, por lo que en Luang Prabang se mezcla tanto la comida local laosiana como puestos callejeros de crepes con nutella.

Aunque se puede acceder fácilmente andando, una buena idea es alquilar una bicicleta para alejarnos un poco más y visitar los alrededores más rurales de Luang Prabang, nosotros tomamos una durante medio día por 20.000LAK para acercarnos a la orilla del rio Nam Khan, en concreto al puente de madera que lo cruza y disfrutar de un bonito atardecer tomando una Beerlao junto a la orilla.

Rio Nam Khan, Luang Prabang

Luang Prabang , la Ceremonia de entrega de Limosnas

Algo que no hay que perderse en Luang Prabang es ver o incluso participar de la ceremonia de entrega de limosnas. Cada mañana en torno a las 5:30 am, monjes de todas las edades salen de sus templos en fila de uno y en total silencio, ataviados con sus túnicas color azafrán portando a modo de bandolera un recipiente donde recogen las ofrendas que los feligreses, de rodillas, les van dando. Casi siempre arroz glutinoso y frutas. La esquina del templo Wat Sensoukaram es un lugar ideal para disfrutar de este espectáculo de color y espiritualidad. Hay recordar que no es una atracción turística, así que debemos demostrar el máximo respeto por la ofrenda, su silencio y los que en ella participan.

Ceremonia de entrega de Limosnas, Luang Prabang Ceremonia de entrega de Limosnas, Luang Prabang

Ceremonia de entrega de Limosnas, Luang Prabang

El Mercado nocturno de Luang Prabang

Otro de sus atractivos de Luang Prabang es el mercado nocturno que se instala cada día al caer el sol a lo largo de la calle Sisavangvons, en pleno centro turístico cerca del Palacio Real. Inaugurado en 2002 en principio solo iba a durar durante el periodo de Navidad pero su éxito le ha hecho mantenerse y crecer años mas tarde. En el suelo se colocan centenares de puestos de artesanía, tejidos de llamativos colores, cuadros y cualquier tipo de souvenir. La luz tenue y rojiza de los farolillos con los que se ilumina no hace sino aumentar su encanto.

Mercado nocturno de Luang Prabang

Mercado nocturno de Luang Prabang

Además en las calles transversales se instalan un gran número de puestos de comida donde degustar la gastronomía local por unos 10.000LAK.

Comida callejera en el Mercado nocturno de Luang Prabang