El día anterior en Luang Prabang habíamos visitado los templos y su mercado nocturno, hoy lo reservamos para hacer alguna excursión por los alrededores de la ciudad. En la calle Sisavangvong Road hay gran cantidad de agencias de viajes que ofrecen tours de una o varias jornadas. Nosotros elegimos la agencia White Elephant Adventures Tours con la que visitaríamos el santuario Elephant Village y después realizaríamos una excursión a  las cataratas Kuang Si.

Elefantes en Luang Prabang, Laos

Elefantes en Luang Prabang, Laos Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos

Luang Prabang,  que ver en la Visita al Elephant Village

Laos ha sido conocido como el Reino del Millón de Elefantes, pero por desgracia la población de estos animales ha disminuido drásticamente en los últimos años y según fuentes oficiales no son más de 1000 los que quedan a día de hoy. La caza furtiva, el uso de estos paquidermos como animales de carga, las duras condiciones de vida en las plantaciones en las que trabajan y las enfermedades derivadas de la mala alimentación son algunas de las razones que han diezmado el número de elefantes en Laos.

Visita al Elephant Village en Luang Prabang, Laos

Por fortuna en los últimos años han aparecido iniciativas, generalmente privadas, para protegerlos, una de ellas es la Elephnat Village a escasos kilómetros de Luang Prabang. Se trata de un santuario de elefantes donde cuidan a animales maltratados o huérfanos y un veterinario los atiende a diario. Lógicamente  gran parte del dinero para mantener el refugio proviene del turismo, hay  que pensar que cada uno de estos animales engulle unos 200 kilos de comida al día  y que el coste de mantener estos centros es muy elevado pero, aun siendo una actividad enfocada exclusivamente al turista, podemos asegurar que el compromiso con el bienestar de los animales es máximo.  Además de los paseos en elefante que ofrecen (solo uno al día), cuentan con un lodge e instalaciones donde pasar la noche.

Rio Nam Kahn, Luang Prabang, Laos

A las 8 de la mañana nos recogieron en nuestro hotel y tras conducir 30 minutos llegamos a la orilla del rio Nam Kahn donde tomamos un pequeño bote para cruzarlo. En la otra orilla nos esperaba uno de los cuidadores del centro que nos explicó como es la vida de los animales en el santuario. En el momento de nuestra visita había 9 elefantas hembras y un bebe de apenas un año. Aprendimos algunas palabras e instrucciones mahout, necesarias para controlar a los animales, aunque como pudimos comprobar más tarde, a nosotros no nos sirvió de mucho.

Mahout: Un mahout es una persona que conduce un elefante. La palabra mahout proviene de las palabras en hindi mahaut y mahavat. Por lo general, un mahout comienza de niño cuando se le asigna un elefante, también pequeño, y se unen entre sí a lo largo de la vida del elefante.

Visita al Elephant Village en Luang Prabang, Laos

Llego el momento de presentarnos a nuestras nuevas amigas, cuatro enormes elefantas nos esperaban dentro de una caseta donde pudimos acariciarlas y darles de comer antes de ponerles la silla o howdah para montáramos encima. Nosotros no estamos de acuerdo con el uso de este aparato que puede dañar al animal y así lo hicimos saber a los cuidadores pero lamentablemente no nos dieron opción de montar “free rider”. Actualmente, según hemos podido leer en su web, Elephant Village ha decido acabar con el uso de la silla, para que los paseos sean más respetuosos con los animales y mucho más auténticos para los visitantes.

Visita al Elephant Village en Luang Prabang, Laos Nómadas en el Elephant Village en Luang Prabang, Laos

Mahout y su elefante, Luang Prabang, Laos

Nuestra elefanta se llamaba Pumkake y tenía 45 años, durante una hora paseamos sobre ella, a ratos entre una espesa vegetación y otros junto al rio. Pumkake era bastante rebelde y le costaba hacer caso incluso a su cuidador, lo que hizo del paseo mucho más divertido entre las bromas de los otros mahout que veian como Pumkake paseaba literalmente “a sus anchas”.

Elephant Village en Luang Prabang, Laos Mahout y su elefantye, Luang Prabang, Laos

Nómada chapoteando en Elephant Village en Luang Prabang, Laos

Pero la parte más emocionante llegó cuando volvimos a la caseta, el resto de turistas se marcharon y nos dejaron montar en los elefantes sin el uso de la silla. Nos acercamos de nuevo hasta el rio y una vez allí nos bañamos con ellos. Es una sensación difícil de describir, estar en el agua con aquellos enormes animales mientras te mojan con la trompa y juegan con sus mahouts, es aquí donde vimos la conexión que hay entre cuidador y animal creada desde que ambos eran niños. Realmente una visita imposible de olvidar!

Mahout y su elefante, Luang Prabang, Laos

Luang Prabang, Laos Nómada, Mahout y su elefante, Luang Prabang, Laos

Nómada disfrutando de un agradable baño en el Rio Nam Kahn, Luang Prabang, Laos

Luang Prabang, que ver en las cataratas Kuang Si

Volvimos a Luang Prabang donde nos llevaron a comer a un pequeño bar, la siguiente parada serían las cataratas Kuang Si a unos 25 kilómetros al sur de la ciudad. El camino hasta allí es bastante malo pero nos acerca a la parte más rural de Laos, pasando por pequeñas aldeas agrícolas y núcleos de población que raramente han visto a un extranjero. Las cataratas, que se encuentran dentro de un parque natural, cuentan también en su interior con un centro de rescate de osos Tat Kuang Si Rescue Center, una iniciativa privada gratuita en las que podremos ver varios ejemplares de osos tibetanos u osos asiáticos en semi-libertad.

Centro de rescate de osos Tat Kuang Si Rescue Center

Las cataratas Kuang Si tienen varios niveles de pozas de agua color azul turquesa, en las partes más bajas es posible bañarse e incluso lanzarse desde lianas al agua al más puro estilo Tarzan.

Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos

Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos

Nosotros recomendamos realizar una caminata, que dura unos 45 minutos, hasta la zona más alta, para poder disfrutar de las vistas de las pozas desde allí. Toda la zona está rodeada de una frondosa vegetación, hay varios puentes de madera que cruzan las pozas y algunas zonas de picnic donde descansar.

Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos

Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos Cataratas Kuang Si, Luang Prabang, Laos

De vuelta a Luang Prabang y tras este día tan intenso paramos nuevamente en el mercado nocturno para cenar y hacer las últimas compras antes de continuar camino al norte, hacia  Luang Namthan.

En busca de un merecido aperitivo