Situada al pie de la Cordillera de los Atlas, Marrakech, también conocida como “La Ciudad Roja” es probablemente el punto más turístico de Marruecos. Atractivos para ello no le faltan; palacios, jardines, mezquitas y zocos donde comprar todo tipo de artículos, así como varios lugares declarados Patrimonio de la Humanidad son la carta de presentación esta vibrante y mágica ciudad.

Marrakech, la ciudad más vibrante de Marruecos

Su historia se remonta al año 1062 cuando Tasfin Ibn instalo en Marrakech la sede de las diferentes dinastías almorávides fundando así la ciudad desde donde conquistaron el resto de Marruecos. Posteriormente con el traslado de la capital a Rabat en 1911 Marrakech perdió peso económico y administrativo, se ha mantenido como el centro turístico principal del país.

Marrakech atrapa al visitante en cada rincón y nadie puede quedar indiferente ante sus encantos.

Marrakech, guía con las 10 mejores cosas qué ver y hacer

Como hemos comentado, Marrakech cuenta con un gran número de lugares de interés para visitar, aunque lo mejor sea perderse por el entramado de callejuelas que conforman su Medina, os dejamos un pequeño listado de las cosas que creemos son imprescindibles para visitar.

Plaza de Jamaa el Fna, por el día y por la noche. Es el centro de la vida en Marrakech y un lugar verdaderamente mágico. A lo largo del día se puede ver la transformación de la plaza, por la mañana repleta de encantadores de serpientes, amaestradores de monos, aguadores y puestos de zumos recién exprimidos.

Plaza de Jamaa el Fna por el día, Marrakech

Plaza de Jamaa el Fna por el día, Marrakech Plaza de Jamaa el Fna por el día, Marrakech

Y por la noche, al caer el Sol,  todo aquello desaparece para dejar paso a decenas de puestos humeantes de exquisita comida callejera, trovadores oradores y músicos que lo convierten en uno de los Mercados más bonitos del mundo.

Plaza de Jamaa el Fna por la noche, Marrakech

Plaza de Jamaa el Fna por la noche, Marrakech Plaza de Jamaa el Fna por la noche, Marrakech

Plaza de Jamaa el Fna por la noche, Marrakech

No hay mejor sitio para ver la transformación de la plaza que desde la terraza de alguno de los numerosos cafés y restaurantes que la rodean, como el tristemente famoso Café Argana, mientras se disfruta de un rico té moruno o un tajine de cordero servido en olla de barro y se escuchan por los altavoces de las mezquitas los canticos que invitan a los creyentes a la oración. Un momento que sobrecoge al visitante.

Atentado en el Café Argana: La explosión de una bomba colocada en una bolsa, destruyó el café Argana en la Plaza de Yamaa el Fna, el 28 de Abril de 2011. Fallecieron 17 personas y al menos 25 personas resultaron heridas. La mayoría de los muertos eran turistas, entre ellos un grupo de estudiantes franceses. Nosotros pudimos ver de primera mano las consecuencias del atentado, las materiales y las de repulsa por parte de la sociedad marroquí.

Atentado en el Café Argana

Atentado en el Café Argana Atentado en el Café Argana

Manifestación de rechazo al atentado en el Café Argana

Medersa Ben Youssef. Es uno de los edificios más bellos de la ciudad, se trata de una escuela musulmana, la más grande de Marruecos, donde llegaron a estudiar hasta 900 alumnos. Fue mandada construir por Abdallah al Ghalib en el siglo XIV y en ella destaca el patio central, de arcos mozárabes y una rica decoración de azulejos así como el estanque de las abluciones en torno al cual se encuentran las 130 celdas que eran utilizadas por los estudiantes.

Medersa Ben Youssef, Marrakech, Marruecos

Medersa Ben Youssef, Marrakech, Marruecos Medersa Ben Youssef, Marrakech, Marruecos

El precio de la entrada es de 10 Dirham, aunque es posible comprar el combinado con la entrada al Museo de Marrakech y la Qoubba almorávide.

El Zoco. El tiempo se detiene cuando nos adentramos en el laberinto de callejuelas que conforman el Zoco de la Medina de Marrakech. Su interior esta lleno de tiendas de babuchas, chilabas, alfombras, teteras, sedas y especias de todo tipo. El zoco esta dividido en gremios y los puestos se agrupan según lo que se venda.

El Zoco de Marrakech, Marruecos

El Zoco de Marrakech, Marruecos El Zoco de Marrakech, Marruecos

Puede que nos veamos abrumados por el “acoso” de los comerciantes que te ofrecerán, en un perfecto castellano, sus artículos e incluso te invitaran a compartir una taza de té en el interior de sus tiendas mientras ponemos en práctica el arte del regateo, pero visitar el zoco es sin duda un imprescindible en cualquier visita a la ciudad, seguro que ¡algo nos traeremos a casa! (pero un caimán disecado no!)

El Zoco de Marrakech, Marruecos

Mezquita Koutoubia. Es la mezquita más importante de Marrakech y aunque no podamos entrar, ya que el acceso está prohibido a los no musulmanes, desde fuera podemos admirar el increíble minarete, que con sus más de 60 metros es el edificio más alto de la ciudad y todo un símbolo para la misma.

Mezquita Koutoubia de Marrakech, Marruecos Mezquita Koutoubia de Marrakech, Marruecos

Fue mandada edificar en el año 1141 por Abd al Mu-min y su nombre significa la “mezquita de los libreros”. Como curiosidad, cuando se acabo su construcción se dieron cuenta de que no estaba bien orientada hacia la Meca por lo que la derrumbaron y la volvieron hacer desde el principio.

Mezquita Koutoubia de Marrakech, Marruecos

Las Murallas de la ciudad. El origen de las murallas se remonta al Sg. XII, rodean la Medina y el casco antiguo de la ciudad, donde se encuentran la mayor parte de los atractivos de Marrakech. Fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1985.

Las Murallas de la ciudad de Marrakech, Marruecos

Tienen una longitud total de 19 kilómetros y sus muros alcanzan los 10 metros de altura, la arcilla con la que se fabrico le da ese color rojizo a la ciudad, motivo por el cual Marrakech es también conocida como la Ciudad Roja. De las diez puertas con las que cuenta, la más famosa de ellas es la Puerta Bab Agnaou.

Tumbas Saadies. Ubicadas junto a la Mezquita Moulay el Yazd, fueron mandadas construir por el Sultan Ahmad al Mansur sobre el año 1578 y constan de dos mausoleos.

Tumbas Saadies de Marrakech, Marruecos

El más espectacular, destinado al propio sultán, tiene 3 habitaciones, la principal rodeada de 12 columnas de mármol de carrara y ricamente decorada con azulejos y estucos de cedro. El otro mausoleo fue destinado a la madre del sultán.

Tumbas Saadies de Marrakech, Marruecos Tumbas Saadies de Marrakech, Marruecos

Además en el complejo, rodeado hoy en día de unos jardines algo descuidados, se encuentran otras tumbas en las que fueron enterrados sus sirvientes y guerreros. Las tumbas fueron re-descubiertas en 1917, se pueden visitar por un precio de 10 Dirham.

Los Jardines Majorelle o también conocidos como jardines de Yves Saint Laurent, ya que este diseñador los adquirió en 1980.

Los Jardines Majorelles de Marrakech, Marruecos

Están formados por una vasta colección de plantas procedentes de todo el mundo, aunque destaca el impresionante número de cactus colocados entre lagos artificiales y fuentes donde es casi imposible no relajarse, perfecto para desconectar de la frenética vida dentro de los muros de la Medina. Se pueden visitar a diario de 8:00h -17:30h.

Los Jardines Majorelles de Marrakech, Marruecos Los Jardines Majorelles de Marrakech, Marruecos

Jardines de la Menara. Fuera de la Medina y a los pies de los Atlas, se encuentran los famosos jardines de la Menara, una de las imágenes más conocidas de Marrakech.

Jardines de la Menara de Marrakech, Marruecos

Se trata de una enorme extensión de olivos y huertos muy transitado por los habitantes de la ciudad en días de fiesta. El edificio principal es el Pabellón de la Menara construido durante la dinastía Saadi y rodeado de un enorme estanque, que, gracias a unos canales subterráneos, riega  los jardines y plantaciones cercanas.

Jardines de la Menara de Marrakech, Marruecos Jardines de la Menara de Marrakech, Marruecos

Según cuenta la leyenda, estos pasajes subterráneos, eran utilizados por los sultanes para sus encuentros amorosos. El mejor momento para visitarlo es atardecer y para llegar recomendamos hacerlo en Taxi.

Los Riads, son antiguos palacios árabes restaurados en Hoteles y Hostales en los que destaca su patio interior. Se encuentran repartidos por toda la Medina y son todo un remanso de paz y tranquilidad, los hay para todos los bolsillos y con todo tipo de lujos y si se está en la ciudad hay que pasar al menos noche en uno de ellos.

Los Riads de Marrakech, Marruecos Los Riads de Marrakech, Marruecos

Son muchos los lugares mágicos que aún se nos quedan en el teclado, como el Palacio Badi, el barrio judío o el Palmeral entre muchos más lugares. Además, si tenemos tiempo, conviene salir fuera de los muros y tomar el pulso a la ciudad nueva (nouveau site), con sus amplias avenidas llenas de tiendas de lujosas marcas, bares de moda y los más espectaculares hoteles, es como si de repente nos encontráramos en una ciudad totalmente distinta.

Encantador de serpientes en Marrakech



iati Seguros
OFERTAS_MARRUECOS