Uno de los grandes atractivos de Bulgaria son sus impresionantes monasterios e iglesias repartidos por todo el país, pero sin duda uno destaca por encima de todos: el Monasterio de Rila, una autentica joya del renacimiento búlgaro que fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Monasterio de Rila, Bulgaria

Este complejo monástico impresiona no solo por la belleza de su arquitectura y frescos sino también por el entorno natural en el que se encuentra, en mitad de los Montes de Rila, rodeado de profundos bosques en un paraje sin igual  y por haberse convertido en todo un símbolo nacional, ya que se considera  al Monasterio de Rila el guardián de la lengua y la cultura búlgaras. Por todo ello se trata de una visita imprescindible en una ruta por esta zona de los Balcanes.

Monasterio de Rila, cómo llegar desde Sofía, capital de Bulgaria

El Monasterio de Rila se encuentra situado a unos 130 kilómetros al sur de Sofía y se puede llegar de varias formas. La manera más cómoda y la que nosotros utilizamos durante nuestra ruta por Bulgaria, es el alquilar un coche y hacer el trayecto por la A-3 hasta llegar a  Blageovgrad, una vez allí se toma el desvío hacia la carrtera 107 rodeada de un paisaje impresionante que nos lleva hasta el Monasterio. En total una 1h 45minutos de viaje. Junto a la entrada principal del Monasterio hay un parking de pago, 5 Lev.

Monasterio de Rila, cómo llegar desde Sofía

Pero si no contamos con un vehículo también se puede acceder a Rila en el autobús, que sale a diario desde la estación Ovcha Kupel de Sofía, tarda unas dos horas y media en realizar el trayecto y su precio es de 11 Lev (unos seis euros).

Existe también la posibilidad de contratar alguno del Tours organizados que se ofrecen desde Sofía. Encontraremos una importante oferta y algunos, además de la visita al Monasterio de Rila, incluyen también una parada en la magnífica Iglesia de Boyana, Patrimonio de la Humanidad, o una excursión por la zona conocida como los 7 Lagos de Rila que, si se tiene tiempo y las condiciones meteorológicas lo permiten, recomendamos por la espectacularidad de sus paisajes.

Monasterio de Rila, qué vamos a ver en la vista

El Monasterio ortodoxo de Rila es el más grande del país y uno de los pocos que continua en funcionamiento a día de hoy. Durante siglos ha tenido una enorme importante no solo a nivel espiritual, sino también como centro cultural.

Monasterio de Rila, Bulgaria Monasterio de Rila, Bulgaria Monasterio de Rila, Bulgaria

Su historia se remonta al Sg. IX, cuando el ermitaño Ivan Rilski (posteriormente canonizado como San Juan de Rila), se retiro a las montañas de Rila en busca de paz interior. Según la leyenda se instalo en una cueva, a unos 4 km de donde se levanta el monasterio actual y que puede visitarse siguiendo un sencillo sendero. Al poco tiempo comenzó a obrar pequeños milagros y su fama se extendió por el país, hasta el punto que, tras su muerte, junto a la cueva se levanto una primera iglesia que pronto se convirtió en lugar de peregrinación. Ya en el Sg. X se levanto un primer monasterio en la actual ubicación, y que ha sido destruido en varias ocasiones por guerras, asedios e incendios. La imagen de hoy es relativamente moderna, pues data de la reconstrucción que se llevo a cabo en torno a 1837

Al complejo monástico de Rila, protegido por una muralla de piedra de 22 metros de altura, se accede por la llamada puerta de Dupnista, que da paso a un enorme patio interior donde se tienen las mejores vistas de los edificios que lo conforman.

Puerta de Dupnista

Rodeando el conjunto encontramos una serie de edificios de cuatro alturas y con bonitos balcones que son en su mayoría las celdas de los monjes que actualmente viven en el monasterio y otras estancias privadas donde, como es lógico, no es posible acceder.

Edificios que conforman el Monasterio de Rila Edificios que conforman el Monasterio de Rila Edificios que conforman el Monasterio de Rila

Pero sin duda el edificio más espectacular es la Iglesia de la Natividad de la Virgen (Rozhdestvo Bogorodichno), su fachada exterior, reconstruida en el Sg. XIX, está pintada de rayas negras, rojas y blancas y cuenta con 5 bóvedas en forma de cruz.

Iglesia de la Natividad de la Virgen

Tanto el interior cómo algunas paredes exteriores, impresionan por sus magníficos frescos, máxima expresión del arte búlgaro,  que lo decoran por completo. Se sabe que fueron pintados en diversas épocas por varios autores pero los únicos firmados son de Zahory Zograf.

Frescos de la Iglesia de la Natividad de la Virgen Frescos de la Iglesia de la Natividad de la Virgen Frescos de la Iglesia de la Natividad de la Virgen

En el interior encontraremos también un iconoclasto de madera, una impresionante lámpara de araña decorada con huevos de avestruz que, según la leyenda, sirve para alejar a arañas y otros insectos, y la tumba de San Juan de Rila.

Iglesia de la Natividad de la Virgen, Monasterio de RilaIglesia de la Natividad de la Virgen, Monasterio de Rila Iglesia de la Natividad de la Virgen, Monasterio de Rila

Junto a la Iglesia de la Natividad encontramos la llamada Torre de piedra Hreliova que se salvó del terrible incendio que sufrió el conjunto y conserva su estructura del Sg. XIV. Con sus 24 metros de alto, sirvió durante las guerras de refugio y residencia de los monjes. Solo se puede visitar en los meses de verano, del 1 de junio al 30 de septiembre.

Torre de piedra Hreliova

La entrada al conjunto de Rila es gratuita, y el complejo permanece abierto de 7-20h, durante todo  el año, a excepción de los dos Museos: el de Agricultura (5lev) y el Museo del Tesoro (8lev).

Monasterio de Rila, Bulgaria Monasterio de Rila, Bulgaria Monasterio de Rila, Bulgaria



Booking.com