Si por algo destaca la ciudad de Nueva York, en la costa Este de los Estados Unidos, es por su impresionante skyline, que le ha valido el sobrenombre de la “ciudad de los rascacielos”. Fotografiada y filmada hasta la saciedad, la Gran Manzana nos ofrece una enorme cantidad de miradores que nos dejaran impresionados con sus increíbles vistas. En este Post os animamos a que desde lo alto de alguno de sus emblemáticos edificios, desde un parque o incluso montado en un ferry, os rindáis a los encantos de Nueva York, por ello os proponemos una ruta por algunos de sus miradores más famosos y emblemáticos que no pueden faltar en una visita a la ciudad.

Los mejores miradores de New York

Mirador Top of The Rock (30, Rockefeller Center)

Para muchos es considerado el mejor mirador de Nueva York, por delante incluso del mítico Empire State, pero es simplemente porque desde el Top of the Rock se puede ver la inconfundible silueta del Empire.

Vistas desde el Top of The Rock, New York

Ubicado dentro del Rockefeller Center, un complejo comercial y de oficinas, el Top of The Rock se encuentra entre las plantas 67 y 70 del rascacielos Comcast. El observatorio está abierto todos los días del año y, aunque se pueden comprar las entradas en la taquilla (36$ entrada simpe y 54$ para subir de día y de noche), os recomendamos que lo hagáis a través de su web para ahorraros al menos las largas colas que se generan todos los días para comprar los tickets.

Vistas desde el Top of The Rock, New York

Existen varias modalidades de entrada, con un día escogido y franja horaria concreta (la opción más rápida para acceder), entrada sin horario (con el inconveniente de que pueden estar agotadas en el momento en el que queramos visitarlo) o la opción por la que opta la mayoría, con alguna de las tarjetas turísticas como City Pass, New York Pass o Explore Pass, que además de ahorrarte tiempo te permiten ahorrar bastante dinero en la visita a la ciudad. Debéis tener en cuenta que desde el 2018, la entrada al atardecer (a partir de las 13.30h) tiene un suplemento de 5$.

Vistas desde el Top of The Rock, New York Vistas desde el Top of The Rock, New York

Una vez dentro y tras pasar el control de seguridad, podemos ver una exposición sobre la historia del edificio además de hacernos la mítica foto en el Lunch a top a Skyscraper o Almuerzo en lo alto del rascacielos, en la que aparecen los obreros sentados en una viga durante la construcción del edificio en 1932.

Lunch a top a Skyscraper

En menos de 40 segundos el ascensor nos llevara al piso 67 donde empieza realmente la visita. Los pisos 67 al 69 tienen partes cubiertas y zonas de terraza al aire libre, pero el piso 70 está totalmente descubierto y nos muestra unas vistas impresionantes de 360º sobre Manhattan. Al norte podemos ver todo el central Park, mientras que al sur aparece el Empire State, el One World Center o incluso la Estatua de la Libertad en mitad del agua. Times Square y sus pantallas luminosas también se puede observar desde aquí.

Recomendamos visitar el Top of the Rock por el día porque las vistas a Central Park por la noche son una gran vacio negro.

Vistas desde el Top of The Rock, New York

Empire State Building (305 de la Quinta Avenida)

El Empire State es posiblemente el edificio más emblemático de todo Nueva York y, sin lugar a dudas, subir a la terraza del rascacielos es un imprescindible para aquellos que estén de visita en la Gran Manzana. Con sus 380 metros de alto y sus 102 pisos fue, hasta la construcción de las Torres Gemelas, el edificio más alto del mundo, su silueta es fácilmente reconocible en multitud de películas entre ellas la famosa “King Kong”.

Empire State Building, New York

El edificio, de estilo art-decó,  cuenta con dos observatorios, uno en el piso 86 cuya entrada tiene un precio de 34$ y otro en el piso 102, con un coste de 54$, al igual que en caso del Top of The Rock, una buena forma de ahorrar es hacerse con alguna de las tarjetas turísticas (City Pass, New York Pass o Explore Pass) que ofrecen importantes descuentos para atracciones principales de la ciudad.

Vistas desde el Empire State Building, New York

Para acceder a él es habitual tener que esperar largas colas, por lo que os recomendados subir a ultima hora, aprovechando que está abierto de 08:00 a.m. a 2:00 a.m.

Vistas desde el Empire State Building, New York Vistas desde el Empire State Building, New York Vistas desde el Empire State Building, New York

Contemplar la iluminación nocturna de Nueva York es toda una experiencia difícil de olvidar y uno de los mejores recuerdos del viajero. Desde sus observatorios tendremos vistas imponentes a los edificios Flatiron y Chrysler, el Distrito Financiero, el One World Trade Center y los ríos Hudson y East River.

Recomendamos visitar el Empire State Building por la noche porque es el mejor mirador nocturno donde asombrarnos con los millones de luces que dan forma a Nueva York.

One World Trade Observatory (One World Trade Center)

Abierto desde el 2015 es el más reciente de los miradores de Nueva York. Se encuentra situado en el piso 100 del edificio One Word Trade Center, levantado en el lugar donde un día estuvieron las Torres Gemelas

One World Trade Observatory, New York

A día de hoy es el edificio más alto de todo Estados Unidos con sus 541 metros de altura o lo que es lo mismo 1776 pies (cifra cargada de simbolismo puesto que se trata del año de la Independencia del país).

Vistas desde el One World Trade Observatory, New York

El ascensor, que tarda menos de 50 segundos, en los cuales se proyecta un Time Lapse de la construcción de la ciudad, nos lleva hasta la planta 102, por lo que luego hay que bajar dos pisos, hasta el observatorio que se encuentra en el piso 100. Desde aquí tendremos impresionantes vistas sobre el Distrito Financiero, la Estatua de la Libertad, los Puentes de Brooklyn y Manhattan, el Empire State o el edificio Chrysler entre otros, aunque por ponerle un “pero” indicaros que las vistas son siempre a través de cristales, no hay zonas al aire libre como en los miradores anteriores.

Vistas desde el One World Trade Observatory, New York Vistas desde el One World Trade Observatory, New York Vistas desde el One World Trade Observatory, New York

El observatorio permanece abierto todos los días del año, hasta las 21:00h en verano y las 20:00h en invierno y el coste de la entrada normal es de 34$.

Mirador de Central Park

Obtener unas vistas imponentes de la ciudad de Nueva York es también posible sin tener que subir a lo más alto de sus míticos edificios y lo que es aun mejor, sin tener que gastar un dólar.

Mirador de Central Park, New York

El Central Park es el pulmón verde de la ciudad, situado en pleno corazón de Manhattan es un lugar ideal para tomar el pulso a los habitantes de la Gran Manzana y a la ciudad en sí misma. Disfrutar de sus largos caminos y senderos, ya sea paseando o alquilando una bicicleta, es una delicia. Bosques, estanques, ardillas y neoyorquinos haciendo picnic, running o, simplemente, nada, son los habitantes que nos dan la bienvenida a Central Park.

Mirador de Central Park, New York

Ferry Staten Island (305 de la Quinta Avenida, junto a Battery Park)

¿Montar en barco, tener unas vistas privilegiadas de Manhattan y TODO ELLO GRATIS? Sí, es posible con el ferry que une Lower Manhattan con Staten Island, es una atracción que no hay que perderse en Nueva York.

Ferry Staten Island, New York

Basta con acercarse a la Whitehall Terminal junto al Battery Park y tomar unos de los ferrys que parten de manera regular cada 15-30 min y que lleva a Staten Island.

Ferry Staten Island, New York Ferry Staten Island, New York

El trayecto apenas dura 20 minutos pero en el podremos disfrutar de los rascacielos de Manhattan mientras nos alejamos de la ciudad pero además, el ferry pasa lo suficientemente cerca de la Estatua de la Libertad como para poder disfrutar de uno de los símbolos más representativos de la ciudad.

Ferry Staten Island, New York

Puente de Brooklyn y Parque Dumbo

Para el final dejamos las que para nosotros son las vistas más bonitas de Manhattan y su Skyline.

Puente de Brooklyn desde el Parque Dumbo, New York

Ya solo recorrer, andando o en bicicleta, el famoso Puente de Brooklyn  es una de las experiencias que no hay que dejar de hacer en Nueva York, pero al llegar al final, en el Barrio de Brooklyn, nos espera la guinda del pastel: el Parque Dumbo  (siglas de “Down Under the Manhattan Bridge Overpass”).

Puente de Brooklyn, New York Puente de Brooklyn, New York

Se trata de una de las zonas de más en auge de Nueva York, plagado de galerías de arte y cafeterías. Pero además de empaparnos de su ambiente bohemio y más “cult” debemos acercarnos hasta el parque y sentarnos a contemplar las impresionantes vistas que nos muestra Nueva York, con el puente de Brooklyn en primer término y los cientos de rascacielos de fondo (si lo visitáis al atardecer es mucho mejor).

Puente de Brooklyn desde el Parque Dumbo, New York Puente de Brooklyn desde el Parque Dumbo, New York Puente de Brooklyn desde el Parque Dumbo, New York



Booking.com