Un pais diferente, lleno de doradas pagodas y stupas milenarias, vivido por gente  hospitalaria, con más de 100 etnias, un sitio donde los hombres sustituyen los vaqueros y pantalones por faldas (longui), las mujeres adornan su rostro con el maquillaje  tradicional (thanakha) y todos ellos sonríen con los dientes y lengua teñidos de rojo por el betel, una mezcla de tabacos e ingredientes secretos. Su pasado como colonia británica se deja entrever en el ingles de los más mayores, en el volante a la derecha de los coches más viejos y en la arquitectura de alguno de los edificios del centro de Yangon.

Históricamente, Birmania se encuentra poblada desde el siglo IX a.C. pero no tuvo una civilización importante hasta  la llegada de los Mon y los Pyu (comerciantes de entre las zonas chinas e hinduistas) en el siglo I a.C. Fue mucho más tarde cuando los Nanzhao atacaron ese cumulo de ciudades reino dejando un vacio, que lleno en el 849 d.C. el Reino de Pagan (Bagan hoy) que bajo el mando de su líder Narathihapate se sintió tan poderoso que hasta reto a los mismísimos mongoles en la Batalla de Ngasaunggyan, pero claro, la perdieron y Pagan cayo y el Reino se dividió en dos dinastías, los Ava y los Pegu que también desaparecieron bajo el yugo unificador del Rey Tabinshwehti que más tarde tuvo que enfrentarse a los Europeos. Los primeros en guerrear fueron los Portugueses que en 1613 sufrieron una estrepitosa derrota frente a los ejércitos de la todavía unificada Dinastía Restaurada Toungoo. El fin de esta llego en 1752 cuando los partidarios de los Pegu fueron expulsados por los todavía partidarios de los Ava, dando como resultado otra dinastía,  la dinastía Konbaung. Y si esto parecía poco, llegaron los Británicos y con ellos tres guerras (las guerras Anglo-birmanas), en 1824 y 1852 las dos primeras, que dejaron el país bajo mínimos y con el Rey Pagan Min asesinado y sustituido por su hermano, Mindon Min. Aunque poco duro también, los ingleses sospecharon que este  era simpatizante de los Franceses, y a rey muerto, rey puesto y el puesto pues muerto también… y así llegamos a la tercera guerra en 1885, donde quedo definitivamente Birmania como colonia Britania.

Durante la II Guerra  Mundial, Japón invadió Birmania en 1942  y se hizo con el poder hasta 1945, año en el que una revuelta “pro británica” devolvió el control a los Ingleses que iniciaron negociaciones para otorgar la independencia. Esta llego el 4 de enero de 1948 bajo el liderazgo U Un. Posteriormente, en 1949 se inicia un movimiento comunista que dura hasta 1960, año en el que ganaron las elecciones los mismos comunistas, que casualmente seguían encabezados por U Un. El año 1962 se impone el régimen militar encabezado por Ne Win, que luego sería elegido presidente y reelegido en 1978. Le siguió otro General, San Yun. El 8 de agosto de 1988 estallo el Levantamiento 8888 para pedir la democracia pero fue aplastado por el general Saw Maung que se alzó en el poder, declaró la ley marcial y creó el Consejo para la Restauración de la Ley y el Orden del Estado tras el baño de sangre más grande en la historia del país (miles murieron en solo 1 mes y 10 días).

En 1989, el Gobierno Militar cambia de nombre por “Unión de Myanmar”, que sorprendentemente  es reconocido por Naciones Unidas y por la Unión Europea. En 1990 llegan las primeras elecciones libres en 30 años, pero la victoria aplastante de el partido de Aung San Suu Kyi (hija del activista asesinado Aung San y símbolo de la Revolución) fue anulada por los militares, los cuales rehusaron abandonar el poder. Aung San Suu Kyi, sufrió arresto domiciliario y fue premio Nobel de la Paz de 1991 convirtiéndose en icono de la democracia, la paz mundial y la libertad. Llegan las sanciones de UE y del resto de países. En 1995 “La Dama” es liberada de su arresto pero llueven más sanciones y denuncias por constantes violaciones de los derechos humanos en el país. En 2003 Aung San Suu Kyi es atacada en el norte del país por simpatizantes del Gobierno Militar, como consecuencia mas de 100 muertos, ella vuelve al arresto. En 2006 se traslada la capital de Yangon a Nay Pyi Taw. En 2007 unas protestas por el aumento del combustible, encabezadas por monjes, terminan con 30 muertos bajo las acciones del Gobierno. En 2008 el ciclon Nargis deja un balance terrorífico de 138.000 personas muertas. En 2010 Aung San es liberada otra vez de su arresto y en 2012 junto a sus 42 candidatos obtienen sus primeros escaños, pero mientras tanto otra “guerra” se cobra centenares de víctimas en las calles, el enfrentamiento entre  musulmanes y budistas, es un problema que, aun a día de hoy perdura.

Myanmar va camino de una estabilidad, en las elecciones de 15 de Marzo de 2015, tras recibir 360 de los 652 votos emitidos por el Parlamento, Htin Kyaw, amigo asesor de Aung San Suu Kyi, se convirtió en el primer jefe de Estado civil desde la década de 1960. Tras medio siglo de gobiernos designados por el Ejército, la nueva administración elegida democráticamente por el pueblo lidera el final del cambio. La transición hacia la libertad.

ACTUALIZACIÓN: En los últimos años la crisis de los rohingya ha ido creciendo y hemos visto cómo miles de personas cruzan la frontera entre Myanmar y Bangladesh a una velocidad que no se producía desde el genocidio de Ruanda.  Los rohingya son una población de casi 1 millón de personas que viven en el norte del estado de Rakhine en Myammar. Su situación es muy complicada porque son una minoría musulmana dentro de un estado budista que no los reconoce como ciudadanos. Aunque ya en el pasado el pueblo rohingya había sufrido persecuciones, desde agosto de 2017 el estallido de una nueva oleada de violencia en la zona causada por repetidos ataques militares obligaba a una huida masiva de la población que trataba de refugiarse en la vecina Bangladesh. Desde entonces 622.000 personas han escapado y se han refugiado en el país vecino, de las cuales 373.000 son niños y niñas. Increíblemente, la premio novel de la Paz y líder de Myanmar mira a otro lado sin hacer nada al respecto, incluso llegando a condenar a 7 años de cárcel a dos periodistas de Reuters que estaban investigando las masacres de rohingyas. Actualmente Aung San Suu Kyi ha pasado de ser la esperanza del cambio y luchadora por las libertades de Mynamar a cómplice de genocidio, unas duras palabras que realmente nos cuesta escribir. GOLPE DE ESTADO DE 2021: Comenzó la mañana del 1 de febrero cuando los miembros elegidos democráticamente del partido gobernante de Birmania, la Liga Nacional para la Democracia, en el gobierno civil fueron depuestos por el Tatmadaw, el ejército de Birmania, que otorgó el poder a una estratocracia. El Tatmadaw declaró el estado de emergencia durante un año y declaró que el poder había recaído en el comandante en jefe de las fuerzas armadas, Min Aung Hlaing. El golpe de Estado ocurrió el día antes de que el Parlamento de Birmania jurara a los miembros electos en las elecciones generales de noviembre de 2020, evitando que esto ocurriera. El presidente Win Myint y la consejera de Estado Aung San Suu Kyi fueron detenidos, junto con los ministros y sus diputados y miembros del Parlamento. FUERZA AMIGOS, ESTAMOS CON VOSOTROS.



El mejor seguro para tus viajes con Mondo y Aire Nómada