Split, situada al sur de Croacia, es la principal ciudad de la región de Dalmacia. Este puerto marítimo posee numerosos atractivos qué ver, entre ellos su centro histórico, el más bonito del país y que forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad desde 1979.

Split, Croacia

La ciudad creció en torno a la casa vacacional del emperador Diocleciano que nació cerca de allí en el año 245 d.C y donde se retiro en el 305 d.C. Con el paso de los siglos, el espectacular palacio fue utilizado para muchos fines, como por ejemplo una fábrica de uniformes romanos y paso por las manos de avaros, bizantinos y venecianos.

Palacio de Diocleciano, Split, Croacia Palacio de Diocleciano, Split, CroaciaPalacio de Diocleciano, Split, Croacia

Diocleacio nacido en una familia iliria (región de la península balcánica) de bajo estatus social, fue escalando puestos en la jerarquía militar hasta convertirse en el comandante de la caballería del emperador Caro. Tras la muerte de Caro y de su hijo Numeriano en la campaña de Persia, Diocleciano fue aclamado emperador por el ejército. Consiguió acceder al trono tras un breve enfrentamiento con Carino, el otro hijo del emperador Caro, en la batalla del Margus, y su llegada al poder puso fin a la crisis del siglo III.

Además de su innegable atractivo, Split es el lugar perfecto para tomar como base y visitar algunas de las bellas islas croatas como Hvar o Brac, ya que desde su puerto parten numerosos servicios regulares, toda la información en este enlace.

Hvar, preciosa isla de Croacia

Cómo llegar a Split

Nosotros llegamos en coche, como parte de una ruta de 12 días que realizamos por Croacia, pero a Split se puede llegar de muchas formas:

En coche: Lo normal es llegar por la Autovía E65 y coger la salida 25 para incorporarnos a la A1 hasta llegar a Split. También podemos llegar directamente por la A1, que es la carretera que une el norte y el sur del país. Para información en general de las carreteras croatas podéis escribir a este mail: info@hac.hr

En autobús: Split es una de las estaciones más importantes de Croacia, tiene conexiones internas con más de 20 ciudades Croatas así como conexiones internacionales con Bosnia, Alemania, Suecia y 14 países más. Esta es la web

En avión: El aeropuerto de Split encuentra al oeste de la ciudad, próximo a la zona de Kaštela, un conjunto de siete pequeños pueblos. No está lejos de la A1, la autopista que comunica el norte de Croacia con el sur. Existen vuelos directos desde Madrid y Barcelona y con escalas desde muchos más sitos de España, aquí todas las ofertas.

En tren: El tren es una forma muy buena para llegar a Split. Todas las ciudades importantes de Croacia cuentan con varias conexiones al día a Split. Podéis consultar las opciones en su web.

Qué ver y hacer en Split

Sin duda lo más destacado de Split son los increíbles restos del Palacio de Diocleciano, situados en centro de la ciudad y que se conservan en sorprendente buen estado.

 Palacio de Diocleciano, Split, Croacia

En realidad este palacio es una ciudad en sí misma, fue construido en el siglo II y en su momento estuvo rodeado por un sistema de murallas de las que se conservan varias puertas: la Puerta del Oro usada únicamente por el emperador y su familia; la Puerta de Plata, la de Hierro y la Bronce y aunque su nombre pueda llevar a engaños realmente todas eran de piedra. Como muchas construcciones similares una parte del palacio era de uso personal para el emperador mientras que otra cumplía una función defensiva.

Palacio de Diocleciano en la antiguedadPuerta de oro del Palacio de Diocleciano Puerta de plata del Palacio de Diocleciano

Uno de los lugares más impresionantes del palacio es su plaza central o Peristillo, rodeado de columnas y donde Diocleciano hacia sus apariciones públicas. A día de hoy, esta plaza es un lugar ideal para descansar, tomar algo o incluso disfrutar de alguna de las obras de teatro que se representan en ella. Al sur de la plaza, unas escaleras llevan al vestíbulo, una cúpula abierta que conserva una impresionante sonoridad.

Peristillo del Palacio de Diocleciano, Split, Croacia Peristillo del Palacio de Diocleciano, Split, CroaciaCúpula del Palacio de Diocleciano, Split, Croacia

La actual Catedral de San Domnius es la más antigua del mundo y sirvió en su momento como mausoleo para los restos de Diocleciano. Como curiosidad, el emperador destacó precisamente por su persecución a los cristianos y al final sus restos han acabado descansando bajo el símbolo de sus enemigos.

Catedral de San Domnius, Split, Croacia

A la catedral se accede por la misma plaza central y en la actualidad se pueden visitar también la cripta, el tesoro y  el campanario de 57 metros de altura y desde donde se tienen unas bonitas vistas de la ciudad. El actual baptisterio fue en su momento un Templo Romano dedicado al Dios Júpiter, hoy está dominado por una escultura de San Juan Bautista.

Templo de Jupiter, hoy en día el Baptisterio Catedral de San Domnius, Split, Croacia Catedral de San Domnius, Split, Croacia

Las galerías subterráneas del Palacio se han transformado en la actualidad en un mercado en el que adquirir productos típicos croatas y souvenirs.

Las galerías subterráneas del Palacio de Diocleciano, Split

Pero Split cuenta con otros muchos atractivos, preciosas plazas, edificios cargados de historia, tranquilas calles para descubrir paseando…. nosotros vamos a destacar la Plaza de la República ciertamente parecida a la plaza de San Marcos en Venecia, rodeada, en parte, de arcos y edificios neo-renacentistas.

Plaza de la República , Split, Croacia Plaza de la República , Split, Croacia

En la Plaza del Pueblo se levanta el actual Ayuntamiento de Split de estilo gótico y está rodeado de bonitas casas en las que vivían las familias nobles de la ciudad, actualmente es una plaza muy animada, repleta de bares y restaurantes.

Plaza del Pueblo, Split, Croacia

Otra de las plazas con más historia es la de la Fruta, donde se instalaba el mercado durante años y en la que también encontramos la Torre veneciana del Sg.XV y el Palacio de Milesi de estilo barroco.

Split, Croacia

La mejor manera de terminar un día de visita por Split es acercarse a su paseo marítimo, rodeado de palmeras y con numerosos bares donde tomar algo y relajarse disfrutando de la brisa marina.



Booking.com