El trekking de Kalaw hasta el Lago Inle es probablemente el más famoso de todo Myanmar y una gran oportunidad para conocer las distintas tribus y minorías del país, como los Palaung, una de las minorías étnicas tibeto-birmanas de Myanmar,  igual la más famosa de todas, porque a ella pertenecen las mujeres jirafa. Desde aquí recomendamos  no visitar esta tribu porque han llegado a vivir exclusivamente de las limosnas de los turistas, mutilando por ello a niñas desde muy pequeñas con los anillos en el cuello. Otras tribus mucho más recomendables son los  Danu o los Pa-o.

Trekking Kalaw, Myanmar Trekking Kalaw, Myanmar

Se puede decir que se trata de un trekking cultural que pasa por preciosos campos de té y arrozales pero lo realmente increíble es el contacto con la gente, ello hace que sea una experiencia inolvidable.

En Kalaw hay varias empresas donde se puede contratar pero las más importantes son:

Golden Lily Guest-House: Aunque hemos leído bastantes malas críticas y no lo recomendamos, os dejamos aquí el contacto: Golden Lily Guest House. Location: 5-88 Natsin Road. Kalaw. Myanmar. Contact email: goldenlily@mandalay.net.mm

2º Sam Family: Con quien decidimos reservar finalmente por las buenas sensaciones que han compartido otros viajeros con nosotros. La experiencia fue redonda, todo un acierto. El contacto es este: Sam Family. Location: Aung Chan Tha St. Kalaw. Myanmar. Contact email: samtrekking@gmail.com

Este trekking se puede hacer o bien de 3 días/2 noches (lo más habitual) o de 2 días/1 noche, opción por la que nos decantamos debido a la falta de tiempo. Nosotros llevábamos la reserva para los 9 contratada desde España, para evitar  sorpresas de última hora, pero allí dos chicas coreanas nos pidieron unirse a nosotros para que les saliera más económico y por supuesto que aceptamos. El precio por los dos días (incluidas las comidas, cenas, alojamiento y transporte de la mochila grande hasta el Hotel de Inle) fue de 35$ por persona.

Día 1, saliendo de Kalaw

A la 8 de la mañana ya estábamos en la puerta de Sam Family, lo primero de todo fue gestionar nuestros datos y apuntar el Hotel del Lago Inle donde van a ir las mochilas grandes, tras esto el Sr. Sam, un personaje entrañable, salió a saludarnos y desearnos que disfrutáramos de la experiencia no sin antes darnos varios consejos para que el viaje fuera pleno y no nos dejáramos nada por saber o ver, insistía en que preguntáramos todo lo que nos resultara  curioso, que debíamos aprender y enseñar para que nunca olvidáramos esos días, y realmente no lo haremos. Nuestra guía era una chica de la etnia Bamar, Suny,  de 22 años, hablaba perfectamente  ingles. De ella aprendimos muchas cosas acerca de su forma de vida, de su cultura, de cómo su familia le insistía para que se casara, de cómo veían a los turistas que poco a poco iban llegando a Myanmar en regiones tan remotas y escondidas como las que íbamos a visitar. Toda una lección que no habíamos leído en ningún sitio.

Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar

Tras un pequeño viaje en Vanette (que nos dejo al inicio del camino) comenzamos a andar. Menos mal que el calor era mucho menos intenso que en días atrás en Mandalay. El trekking discurre por una preciosa zona rural llena de campos de té y terrazas de arroz, los colores del paisaje varían desde el amarillo al rojo predominando el verde de los arrozales, que sin estar  en su momento más espectacular, no deja de abrirnos la boca. Cada paso que  damos Suny nos explica algo, como la historia del árbol de Buda, árbol Boghi, que es una especie higuera (Ficus religiosa) bajo la cual Buda alcanzo el Nirvana o busca raíces de jengibre entre la maleza que hay en la linde del sendero… rápidamente nos damos cuenta que conoce muy bien la tierra que pisamos y que va a ser una guía perfecta. Tras un par de horas pasamos por la primera aldea, la etnia Pa-o, donde nos obsequiaron con un té y unos “snacks” de arroz que recordaban a ciertas chucherías de nuestra infancia. Tuvimos la oportunidad de conocer a la mujer más anciana de la tribu  (de claro régimen matriarcal), que nos enseño los productos que allí hacían, casi todos textiles y nos explico cómo bajan a Kalaw casi diariamente para venderlos a las tiendas. Aprovechamos  la oportunidad para darle unos paquetes de bolígrafos para los niños que acepto muy contenta mientras tejía  en un telar rudimentario (insistimos que si se lleva alguna cosa para los niños no se entreguen a ellos directamente, mejor a los profesores de los coles, a sus padres, etc, no podemos fomentar la mendicidad infantil). Tras jugar un rato con los chavales del lugar reiniciamos nuestra ruta.

Trekking Kalaw, Lago Inle, etnia Pa-o, Myanmar

Seguimos andando bajo un Sol que cada vez calienta mas, se nota como poco a poco vamos bajando de las tierras altas. Pasamos por numerosas aldeas, caminamos entre escenas cotidianas de la vida diaria del Myanmar mas autentico. Sobre las 13h paramos a comer en un pequeño pueblo. Nos invitan a entrar en una casa de construcción vetusta y acondicionada para nosotros con unas esterillas en el suelo de su planta  primera. Pudimos tomar agua y refrescos mientras nos servían una comida compuesta de arroz, verdura y fruta muy abundante y sabrosa. Y llego el momento de la siesta, ¡¡hasta en Myanmar la conocen!!.

Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar

Proseguimos con nuestra ruta, en total andamos unos 30km que Suny se encargo de amenizar con sus explicaciones de las plantas, animales, algo de política, cultura, música… los temas de conversación salían uno tras otro, a cada cual más interesante. Y por fin, llegamos a la aldea que iba a ser nuestro hogar esa noche, al acercarnos a ella nos cruzamos con los hombres y mujeres que volvían del campo, con los niños que esperaban la vuelta de sus padres, niñas que jugaban con flores y que nos regalaron. Era ya el atardecer, la luz rojiza, nos avisaba que habíamos llegado a nuestro destino. Este pueblo tiene un pequeño bar (donde paramos a tomar una cerveza), un monasterio y alguna tienda, le dimos una rápida vuelta y fuimos sin más a conocer a la familia que nos acogió en su casa. Esta se encuentra a las afueras del pueblo, en ella viven varios miembros de la misma familia, regentan una tienda que esta dentro de la misma casa. Tras presentar nuestros respetos, darnos la mano y saludarnos todos nos enseñaron donde íbamos a dormir. En la planta superior de una de las casas, construidas con madera y cañas, sin elementos manufacturados, sin electricidad pero con todo el cariño del mundo, habían preparado una suerte de esterillas por el suelo y unas mantas para taparnos. Mientras se cocinaba la cena pudimos conocer un poco mejor a nuestras amigas coreanas, hablar con nuestros anfitriones, observar a los bueyes que  ya descansaban en los establos, asearnos un poco a base de calderos y cazos de agua, incluso tomar una cerveza bien fría.

Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar

La cena estaba servida y fue una de las más ricas que hemos comido en todo Myanmar, ya fuera por el sitio, por la compañía, por las estrellas que esa noche brillaban con la misma intensidad que reíamos todos juntos mientras contamos anécdotas de otros viajes, de nuestros países, de nuestras profesiones (una de las chicas coreanas era golfista profesional). Aquel lugar, aquel enclave perdido en algún sitio entre Kalaw y el Lago Inle será mágico para siempre.

Lago Inle, Myanmar

Día 2, llegando a Inle

Amanece y con los primeros rayos de Sol desayunamos. Llego el momento de la despedida, solo han sido unas horas las que hemos compartido con  esta familia pero algo nuestro se queda allí, con ellos y algo suyo se viene con nosotros. Continuamos nuestra ruta dirección Inle, esta vez acompañados por un nuevo amigo, el fiel sabueso “Patas” (nombre con el que se le bautizo, no por sus cuatro extremidades perrunas si no por sus muchas garraPATAS).

Hoy toca recorrer otros 30km a través de un paraje muy similar al de ayer hasta la llegada a unos canales que son la entrada al Lago Inle. Allí, en la meta final, descansamos y comimos por última vez con Suny, de paso nos facilito el teléfono de unos amigos suyos que tenían una motora para visitar el lago al día siguiente, también nos despedimos de nuestras amigas coreanas. Dos barcazas típicas nos esperaban para  llevarnos a Nyansgshwe, principal núcleo turístico del lago y la población más grande. Ya este primer viaje por el lago, que dura cerca de una hora, nos ayuda a comprender lo que significa para sus habitantes, la vida encima del agua, la vida que necesita  de esa agua y nos acerca a la belleza de Inle, con justicia uno de los lagos más bonitos del mundo. El primer tramo se recorre por estrechos canales a través de los cuales se aprecian las casas de pilotes sobre el agua, típicas de esta zona, así como algunos jardines flotantes. Nos cruzamos con canoas cargadas de fruta y comida de los vendedores. Tras los pequeños canales el lago se abre como si fuera un cielo de agua bulliciosa, llena de vida, mostrando una inmensidad similar a la del océano, donde faenan los famosos pescadores de Inle con sus redes abiertas y manejo de la barca con la pierna

Lago Inle, Myanmar Lago Inle, Myanmar

Los pescadores del Lago Inle se han hecho famosos por la forma de remar a una pierna, que enroscan en el remo mientras mantienen el equilibrio (casi circense) en una zona muy pequeña de la barca. Esto es así por la necesidad de tener disponibles las manos para lanzar y recoger sus redes abiertas. Inicialmente fueron los pescadores de la etnia Intha los que utilizaban esta técnica, hoy en día puede ser mas una excusa para sacar algún dólar que una práctica habitual. Aunque aún quedan pescadores que no esperan nada por ser fotografiados, solo una sonrisa de agradecimiento

Durante los dos días siguientes nos vamos a alojar en el Teakwood Hotel, el precio por 3 habitaciones dobles y una triple, incluido el desayuno es de 219€ (45€ las dobles y 89€ la triple), todas las habitaciones cuentan con aire acondicionado y baño dentro.

Este pueblo es posiblemente el más turístico de todo Myanmar, cuenta con una oferta enorme de restaurantes, hostales y bares. Además de tener como principal atractivo y punto de interés, con el permiso del lago, la pagoda Yadana Man Aung, santuario budista más antiguo, así como un museo cultural y el mercado de Yawana.

Después de una más que merecida ducha y antes de salir a cenar cerramos la excursión del día siguiente, llamamos al amigo de Suny, que no tenía ni idea de ingles, pero la chica de la recepción nos echo un cable.

Por casualidad descubrimos un bar, sin ningún turista, aunque en la calle principal (Yone Gyi St) parecía apartado de todo,  incluso llegamos a pensar que no iban a servirnos, pero no fue así, Myanmar beer a 700MMK, unas cuantas rondas como celebración del día redondo que habíamos tenido. Pero a la hora de cenar no acertamos tanto, fue una de las peores experiencias gastronómicas del viaje, por no decir la peor y eso que comimos grillos en los puestos de Yangon, el restaurante, que está en la Yone Gyi St, se llama Inle Palace Restaurant, nuestra recomendación es huir tan rápido como podáis, aunque igual fue mala suerte, mala suerte de comida fría, de raciones minúsculas, de atención nefasta….no todo iba a salir a la primera.

Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Trekking Kalaw, Lago Inle, Myanmar Lago Inle, Myanmar Lago Inle, Myanmar



Booking.com