Combarro es uno de los pueblos más bonitos, no solo de las Rías Baixas sino de toda Galicia. Aunque su postal más típica sea la de sus hórreos junto a la ría, todo el pueblo tiene un encanto especial, una tradición marinera que seguro te atrapará. Su pequeño casco histórico está formado por estrechas y cuidadas callejuelas adoquinadas y flanqueadas por casas marineras en cuyos balcones cuelgan flores de vivos colores, plazoletas con cruceiros centenarios y hórreos, muchos hórrreos. Combarro es mucho más que un destino turístico; es un viaje en el tiempo a la Galicia más tradicional y auténtica.

Combarro se encuentra enclavo en un entorno privilegiado, en la parte final de la ría de Pontevedra. Situado a 15 minutos de la capital, la mejor manera de desplazarnos por la zona es en coche, lo que nos permitirá conocer libremente tanto Combarro como otros puntos interesantes de las Rías Baixas. Existe un Parking junto al Puerto Deportivo donde aparcar, aunque a veces puede estar saturado y habrá que intentar aparcar a lo largo de la carretera principal o en la parte alta del pueblo y es que la curiosidad levantada por Combarro en los últimos años hace que durante el verano y los fines de semana pueda estar saturado de visitantes.

NOS ADENTRAMOS EN COMBARRO: IMPRESCINDIBLES QUÉ VER

Sin duda, una de las mejores cosas que podemos hacer en el pueblo marinero de Combarro es caminar sin prisa por su bello casco histórico, especialmente visitando sus dos calles principales: la Rua do Mar y la Rua San Roque. Aunque se puede conocer lo más importante en 2-3 horas, os recomendamos dedicarle un poco más de tiempo para disfrutar también de su rica gastronomía en alguno de los restaurantes junto a la ría.

Praza Peirao da Chousa

Tras dejar el coche en el parking junto al puerto deportivo, comenzaremos nuestra visita por la Praza Peirao da Chousa. En esta plaza, con vistas a la ría, encontraremos pequeñas tiendas de artesanía, acogedores restaurantes que ofrecen platos típicos de la zona y, en ocasiones, eventos culturales y festivales que animan el lugar con música y celebraciones.

Rua do Mar, nos atrapa la cultura marinera de Combarro

La Rua do Mar es, sin duda, la calle más popular y visitada de Combarro, ya que se trata del mejor lugar para ver y fotografiar sus famosos hórreos junto al mar y aunque los hórreos no son exclusividad de Combarro, su estado de conservación y cuidado, así como la gran cantidad de estas construcciones que podemos ver (existen más de 30 solamente en la Rua do Mar) hacen a Combarro tan especial.

Los hórreos son construcciones tradicionales típicas de norte de España, elaborados con diferentes materiales como madera y piedra, eran utilizados fundamentalmente para guardar alimentos y grano y, en el caso de los hórreos de Combarro, también para trasladar mercancías hasta y desde los barcos. Como se aprecia están elevados por unos pilares para evitar así que se pudieran mojar y estropear los alimentos.

La acción de las mareas en la ría hará que podamos tener dos perspectivas bien distintas: con marea baja podremos pasear por la playa y tomar desde allí preciosas fotografías sobre los hórreos, mientras que con marea alta los veremos pegados al agua. Dos imágenes igual de bucólicas que cambian cada 6 horas. Muchas de las casas tradicionales marineras de la Rua do Mar se han transformado en tiendas de productos típicos, bares y pequeños restaurantes donde sentarse y saborear sus pescados y mariscos típicos. Aunque no se lo que más nos guste (porque ha perdido parte de su identidad) bien merece una parada para descansar y probar algún albariño junto a un buen plato de pulpo.

Rua San Roque, la calle de los cruceiros

Paralela a la Rua do Mar, hacía el interior de Combarro, encontramos otra de las calles más importantes qué ver: la Rua de San Roque, una calle estrecha, empedrada y adoquinada, con numerosas casas marineras de bellos balcones adornados flores y pequeñas plazoletas en las que podemos apreciar otro de los elementos arquitectónicos típicos del pueblo, los cruceiros.

Un cruceiro es una cruz de piedra tallada que se erige sobre un pedestal y suele estar ubicado en lugares públicos como plazas, cruces de calles o en frente de iglesias. Estas cruces suelen tener un gran significado cultural y religioso en Galicia y en otras regiones del Norte de España. Los cruceiros de Combarro, en particular, son elementos emblemáticos de la arquitectura y la historia del pueblo. Están tallados con gran detalle y representan escenas religiosas, figuras de santos, ángeles y otros motivos simbólicos de la religión cristiana.

En Combarro, los cruceiros a menudo están cerca del mar, lo que añade un encanto especial a estas representaciones de piedra. Además, el entorno marítimo de la Ría se combina con la arquitectura tradicional, que incluye los ya mencionados hórreos, calles adoquinadas y casas marineras de piedra, una mezcla perfecta que bien define el pueblo. Al final de la Rua de San Roque encontraremos la plaza del mismo nombre (Plaza San Roque), con dos bellos cruceiros y la Iglesia de San Roque. Esta iglesia presenta un estilo barroco tradicional gallego, con una fachada de piedra y una apariencia serena y sobria. Su construcción data del siglo XVIII y está dedicada a San Roque, un santo venerado por su protección contra las enfermedades, especialmente la peste ya que se dice salvo al pueblo de sucumbir ante esta enfermedad. Del interior podemos destacar los retablos y las imágenes religiosas que adornan el altar.

Plaza da Fonte, la más bonita de Combarro

Situada en el corazón de Combarro, localizamos la Plaza da Fonte, la más bella del casco histórico y la una parada imprescindible en la visita al pueblo. En ella encontramos un cruceiro de 1721, uno de los más antiguos de la zona así como la fuente de piedra que le da nombre a la plaza y que ha proporcionado agua fresca que a los lugareños durante generaciones. Los alrededores de la plaza están salpicados de casas de piedra tradicionales, algunas de las cuales han sido convertidas en restaurantes y tiendas. La Plaza da Fonte se usa también como escenario de las fiestas locales. Las más importantes son “La fiesta del mar”, “La fiesta del mejillón” y “Las fiestas de San Roque”. Si tienes la suerte de visitar durante uno de estos eventos, podrás experimentar la cultura y la comunidad de Combarro en pleno apogeo.

Playa do Padrón

La playa urbana de Combarro es la llamada Playa do Padrón, y aunque seguro que no será la más bonita que veamos durante nuestra visita a las Rías Baixas, durante la marea baja las vistas a la Rua do Mar y sus hórreos son únicas y especiales. Ademas Playa do Padrón forma parte de la Ruta del Mar de Arousa y Río Ulla, una senda marítima que te permite explorar la costa gallega desde el mar, admirando los paisajes y las playas desde una perspectiva única.

DONDE COMER EN COMBARRO. LOS 3 MEJORES RESTAURANTES

  • Casa Solla: Casa Solla es un restaurante galardonado con una estrella Michelin ubicado a las afueras de Combarro (unos 5km). Ofrece una experiencia culinaria de alta gama con un enfoque hacia la cocina gallega contemporánea. Los platos son una combinación de ingredientes locales frescos y las técnicas culinarias más innovadoras. La presentación de los platos es exquisita, y el menú degustación es una excelente manera de probar una variedad de sabores gallegos reinterpretados de manera creativa. Es una opción cara (el precio por el menú degustación va desde los 130€ a 150€ por persona) pero teníamos que hablar de este restaurante, es súper famoso… pero no es para todos los bolsillos. Os dejamos su WEB OFICIAL.
  • O Peirao de Rial: Este restaurante se encuentra en el corazón de Combarro y es conocido por su tradicional cocina gallega y vistas panorámicas al mar. Es especialmente famoso por sus mariscos y pescados frescos, que son capturados en las aguas de la misma Ría. Su ambiente acogedor y rústico junto con su menú (mucho más popular que el anterior) hace que O Peirao de Rial sea una excelente opción. WEB OFICIAL
  • Bodega O Bocoi: Ubicado en un edificio con vistas al puerto de Combarro, la Bodega O Bocoi ofrece una mezcla de cocina tradicional gallega y platos más contemporáneos. Su menú incluye una variedad de opciones, desde mariscos frescos hasta carnes locales. La terraza al aire libre es un lugar encantador para disfrutar de una buena comida mientras se contempla el hermoso paisaje la Ría. WEB OFICIAL


Booking.com