No solo la geografía “marciana” de Islandia hace a esta isla diferente al resto del  mundo. También en su cultura y tradición existe un componente particular y especial que tanto choca al viajero.

Quería iniciar este post con una noticia que me impacto sobremanera. El 22 de Abril de 2015 Islandia derogo una ley que permitía matar vascos. Ni más ni menos. Y tan cierto es que el diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, estuvo presente en la ceremonia de derogación. Esta historia tan increíble tiene su origen en año 1615, cuando el Rey danés Cristian IV promulgo dicha ley para perseguir a un ballenero con 32 vascos que finalmente  fue atrapado en la zona de los Fiordos  del Oeste terminando en la masacre más grande de la historia de Islandia, todos fueron asesinados. Desde entonces nadie  se había preocupado en derogar la normativa hasta que el comisario islandés Jónas Guðmundsson se intereso por la integridad actual de los ciudadanos vascos. -“ahora es más seguro para ellos venir” bromeaba…

Un país sin hormigas pero con miles de ovejas y algunas personas. Islandia es uno de los pocos países del mundo en  los que no hay ni una sola hormiga. No existe razón científica para ello, puede ser por el frío o por la naturaleza volcánica del país y por el contrario, lo que si hay es ovejas, muchas ovejas, exactamente el doble que población humana. Se calcula que unas 600.000 (que siempre van de 3 en 3…otro gran misterio) pastan tranquilamente por sus tierras. ¿Personas? pues muchas menos. Para una extensión de tierra similar a Corea del Sur vive la misma población que hay en Alicante, unas 330.000, de las cuales 120.000 habitan en la capital Reykjavík. Lo más increíble es que el 80% de la población total de Islandia son como mínimo entre ellos primos segundos. Todo queda en familia. Como anécdota (si todo esto no es suficiente) existe  una app para comprobar “in situ” el vínculo familiar entre dos personas y así que un posible ligue discotequero no golpee el árbol genealógico.

Un país con una arraigada cultura popular. El 22 de Diciembre de 2013, el Tribunal Supremo islandés acepto un recurso por el cual se suspendió la construcción de una carretera en la península de Álftanes ya que esta representaba una amenaza para la vida de los elfos y duendes que allí habitan. Tal es la convicción de los islandeses en la existencia de estos seres mágicos, que el folklorista islandés Terry Gunnell realizo en 2007 una encuesta según la cual el 58% de la población no niega la existencia de elfos, duendes y trolls, el 8% cree directamente en ellos y el 3% además afirma haberlos visto. Solo un 13% negó su existencia y un 19% la considera algo extraña. Otro ejemplo, el miembro del Parlamento y diputado por el partido independentista de Islandia, Árni Johnsen, traslado una  piedra de 30 toneladas hasta  el patio trasero de su casa para ayudar a una  familia de elfos que vivía allí.

Sin cerveza hasta 1989. Islandia cuenta con una gran variedad de cervezas y por lo que se ve  en los bares con una gran cultura alrededor de esta pero la cerveza es legal solo desde 1989. Esta “Ley Seca” estaba motivada porque se consideraba que beberla era antipatriótico y vinculado a la cultura danesa (Islandia lucho su independencia contra Dinamarca). Pero fue el 1 de Marzo de 1989 a -5º de temperatura cuando se levanto esa prohibición en una fiesta nacional que fue retransmitida en directo por la televisión. Desde entonces el consumo de cerveza supone el 62% de todas las bebidas alcohólicas que se venden, el más alto de Europa.

Un país tan seguro como tu propia casa. Una de las cosas que más nos chocaron al llegar es que la policía parecía no portar ninguna arma y es que realmente no les hace falta. Islandia  cuenta con los  índices de criminalidad  más bajos  del mundo, se cometen 1,3 homicidios al año y normalmente  es por algún accidente o está vinculado al alcohol. En Islandia  hay  5 cárceles y entre todas ellas suman un total de 147 presos, del los cuales solo 17 son islandeses y casi todos banqueros o políticos corruptos. Una de las cárceles es de máxima seguridad y tiene 12 inquilinos y otra es femenina con capacidad para 16 mujeres y con 5 plazas vacantes (datos de 2016). ¿En un país tan seguro que hace la policía? pues crear una cuenta  en  instagram tan increíble como bonita. No hace falta decir, que aun siendo país miembro de la OTAN no tiene ejército ¿para qué?

Islandia cuenta con el agua más pura del mundo. Cuentan por allí que un islandés pidió permiso a Coca-Cola para producir y distribuir el refresco en Islandia. Los americanos le contestaron con un eterno formulario  que debería ser completado y adjuntado a este, una muestra de agua. El hombre respondió a todas las preguntas y envió un poco de agua del grifo. Semanas mas tarde la marca le acepto el proyecto pero lo único que debería hacer es enviar otra muestra de agua que no hubiera sido limpiada en laboratorio. Y es que  el agua de grifo va  directa de los manantiales a las ciudades, sin más.

Pocos bosques y cero McDonals. Mucha gente cree que en Islandia no hay ningún árbol pero no es cierto, hay pequeños bosques en zonas protegidas como Hvalfjörður pero lo que no hay es McDonals. El último restaurante del payaso Ronald en Islandia cerró en 2009, la última hamburguesa que se sirvió fue una simple con queso y la persona que la compro un tal Hjörtur Smárason que  dono el manjar al Bus Hostel Reykjavik  donde aun a día de hoy se expone para ver como se estropea con el paso del tiempo. ¿Cómo os quedáis?.

Ya para terminar este repaso de “particularidades” de Islandia, queremos hablar de cómo este país pequeño y apartado se enfrento a la crisis, negándose a pagar la deuda internacional generada en su mayoría por bancos, juzgando y encarcelando a sus dirigentes, incluso sentó en el banquillo de los acusados al primer ministro. El PIB de Islandia no para de crecer desde 2012 y su estado de bienestar es de los más altos del mundo. Un país en el que su constitución empieza “Cada persona tiene su lugar en la mesa de todos” debería ser ejemplo para el resto. Con elfos y sin ellos.