Las Islas de Croacia, 1244 salpican sus costas, son un imprescindible para cualquier ruta por la región dálmata. Pequeñas calas, bellos pueblos marineros, atardeceres que enamoran y ese ambiente relajado del Mar Adriático son su carta de presentación. Durante nuestra ruta en coche visitamos tres de ellas: Korcula, Hvar y Brac, muy distintas entre sí pero con la misma belleza y encanto.

Las Islas de Croacia, un deleite para los sentidos

Las Islas de Croacia, un deleite para los sentidos Las Islas de Croacia, un deleite para los sentidos

Korcula, la isla de Croacia donde ¿nació Marco Polo?

Probablemente Korcula sea la más conocida de las islas croatas y la sexta de mayor tamaño. Situada a unos 112 kilómetros de Dubrovnik en el archipiélago dálmata central, se llega a ella en un corto paseo en ferry de 15 minutos desde la localidad de Orebic. Desde el propio barco se obtienen algunas de las mejores vistas de la isla, destacando la parte fortificada que rodea el promontorio sobre el que se ubica la ciudad y sus característicos tejados de color rojizo.

Korcula, isla de Croacia

Korcula, isla de Croacia Korcula, isla de Croacia

La historia de Korcula se remonta al tercer milenio a.C. Fue colonizada por griegos y romanos que dejaron su impronta a lo largo de los siglos. La isla toma especial importancia con la llegada de los mercaderes venecianos. Es en esta época cuando se origina la leyenda que sitúa el nacimiento del conocido aventurero Marco Polo en Korcula allá por el año 1254. Las últimas investigaciones indican que probablemente no fuera aquí donde nació pero lo que sí es seguro es que en ella  fue capturado y apresado durante la guerra contra los genoveses y que durante el encierro escribió su famoso “Libro de las Maravillas”. La que se supone fue su casa, aunque en bastante mal estado, se puede visitar hoy en día en la parte alta de la ciudad, donde también se ubica el Museo de Marco Polo.

Marco Polo, la casa donde vivio Marco Polo, la casa donde vivio

Marco Polo, la casa donde vivio

Dejando aparte la historia del mercader veneciano, Korcula, es un precioso pueblo marinero que aunque muy turístico y con gran cantidad de restaurantes, hoteles y tiendas de regalos ha sabido conservar su espíritu mediterráneo y tranquilo. Lo mejor es pasear por la parte de la “ciudad vieja”, con calles estrechas, empinadas y peatonales. Explorar todos sus rincones o bien acercarse al muelle para sorprenderse con intenso color azul del mar. Como curiosidad, sus calles están distribuidas en forma de espinas de pez y las casas tienen la cocina en la planta superior para evitar la propagación de incendios.

Korcula, la ciudad vieja Marco Polo, la casa donde vivio

Entre los puntos turísticos más destacados encontramos la Catedral católica de San Marcos en el límite occidental de la ciudad y junto a la Torre Revelin, así como numerosos palacios de gobernadores y aristócratas y el Monasterio Franciscano del año 1400.

Korcula, la ciudad vieja Korcula, la ciudad vieja

Las vistas desde el puerto de Korcula

Los mejores alojamientos en Korcula en este enlace.

Hvar, la isla de la lavanda

Frente a la costa dálmata, encontramos la isla de Hvar, la más alargada del Mediterráneo, cubierta de bosques de pino y plantas aromáticas entre las que destaca la lavanda, siendo Croacia uno de los mayores productores de Europa de esta planta.

Plaza de San Esteban, Hvar

Hvar, la isla de la Lavanda en Croacia Hvar, la isla de la Lavanda en Croacia

En los últimos años la isla se ha convertido en un destino turístico de primer orden para ricos y famosos de todo el mundo, equiparándose a la Costa Azul francesa. Incluso abarrotada de turistas recorrerla en busca de sus playas, ya sea en coche o en bicicleta, es una delicia. El lugar más visitado sigue siendo el pueblo de Hvar, con su precioso entramado de calles empedradas, plazas de mármol y edificios de clara influencia veneciana, puesto que fue durante esta época cuando la isla vivió su momento de mayor prosperidad.

La isla de Hvar, Croacia La isla de Hvar, Croacia

La isla de Hvar, Croacia

En Hvar destaca la Catedral de San Esteban del Sg. XVI que domina la plaza del mismo nombre y donde también encontramos la Torre del Reloj y la Logia, utilizada durante años como Palacio del Gobernador y como teatro. Para conseguir las mejores vistas recomendamos subir por la empinada calle Brusje hasta la conocida Fortaleza Española (construida en 1811) desde donde se puede admirar el archipiélago de Pakleniy y sus 20 islas rodeadas de aguas turquesas.

Catedral de San Esteban, Hvar

Vistas desde la Fortaleza Española, Hvar La Fortaleza Española, Hvar

Vistas desde la Fortaleza Española, Hvar

Para llegar hasta Hvar lo normal es hacerlo desde Split, de donde parten tanto ferrys como catamaranes. El ferry, mucho más económico,  tarda unas dos horas y te deja en el pequeño pueblo de Stari Grad, desde donde salen autobuses hasta el centro de Hvar (unos 20-25 minutos de recorrido). El catamarán por su parte, llega directamente a Hvar y aunque más caro, hace el recorrido en una hora, solo está disponible en verano y sus horarios son bastante limitados. Para más información se puede visitar este enlace con toda la información actualizada. Los mejores alojamientos en Hvar en este enlace.

Brac, la isla de Croacia con las mejores playas

Es una de las principales islas de la región de Dalmacia, el pueblo principal es Supetar, pequeño, marinero y con un puerto costero que bien merece una tarde.

Supetar, en la isla de Brac, Croacia

La razón principal para visitar esta isla es acercarse hasta la playa de Bol, también conocida como Zlatni Rat o Cuerno de Oro, cuya imagen es portada de la mayoría de folletos turísticos de Croacia.

Cuerno de Oro, Isla de Brac, Croacia Cuerno de Oro, Isla de Brac, Croacia

Además de estar rodeada de aguas azul turquesa, tiene otra peculiaridad, ya que los vientos y las mareas la hacen cambiar de forma casi diariamente. Aunque no tiene arena, es de piedra, como casi todas las playas del país, es un gran sitio para hacer snorkel, windsurf y observar la fauna marina.

Cuerno de Oro, Isla de Brac, Croacia Cuerno de Oro, Isla de Brac, Croacia

Llegar hasta Zlatni Rat no es del todo sencillo, los ferrys de la empresa Jadrolinija salen desde el puerto de Split, con horarios variables según la época del año, hasta el pueblo de Supetar, desde allí hay que tomar un autobús hasta el pueblo de Bol, otra hora de viaje aproximadamente. Aun faltaran 3 kilómetros hasta la playa que se pueden hacer tanto caminando como en un tren turístico. En este enlace se pueden encontrar todos los horarios actualizados. Los mejores alojamientos en Brac en este enlace.

Y así es como atardece en las tres islas mas bonitas de Croacia

Atardece en la Isla de Brac, Croacia

Atardece en la Isla de Hvar, Croacia

Atardece en la Isla de Korcula, Croacia