La Capadocia, ubicada en la región de Anatolia Central de Turquía es un lugar mágico,  un paisaje lunar salpicado de monasterios escavados en la tierra y ciudades subterráneas, algunas de las cuales siguen habitadas a día de hoy. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1985 y es realmente una parada imprescindible en cualquier ruta por el país.

La Capadocia, Turquia

Su nombre deriva del vocablo Katpadukya que significa “tierra de bellos caballos”, sus orígenes se remontan hace miles de años y desde entonces diversas civilizaciones han pasado por ella dejando su impronta. Lo más característico de la región son las raras formaciones geológicas que le dan este aspecto de cuento y leyenda.

¿Cual es la imagen más típica de la Capadocia?… ¡¡pués sí!!… una infinidad de globos volando sobre sus cientos de chimeneas de hadas. Nosotros no tuvimos la posibilidad de vivir esa experiencia porque se agotaron los tickets, si queréis hacer el paseo en globo no dudéis en reservar con antelación el vuelo en este enlace.

Las más conocidas reciben el nombre de chimeneas de hadas, originadas por la erosión durante miles de años de la toba calcárea que forma el terreno de la zona. De la misma forma se crearon cientos de cuevas que durante siglos sus habitantes han habitado y  también, horadado, para construir sus casas.

La Capadocia, Turquia La Capadocia, Turquia

Las leyendas de la zona dan otro origen a las chimeneas de hadas; hace miles de años en la región convivían humanos y hadas, hasta que una de ellas se enamoró de un hombre, la reina de las hadas, como castigo, las convirtió a todas en palomas y las encerró en piedras cuneiformes que darían origen a estas formaciones, obligando a los hombres a cuidarlas y alimentarlas de por vida, por lo que se crearon junto a ellas los primeros asentamientos

La Capadocia, Turquia

Goreme, como llegar a la puerta de entrada a la Capadocia

Ubicada en el centro del país, la pequeña localidad de Goreme es utilizada por la mayoría de los viajeros como base para explorar los diversos valles que conforman la Capadocia.

Goreme, La Capadocia, Turquia

Para llegar a ella existen varias opciones. Una de las más utilizadas es tomar alguno de los habituales vuelos internos desde Estambul al Aeropuerto de Nevşehir, a unos 40 kilómetros de distancia de Goreme y desde allí un bus local o un shuttle compartido. En nuestro caso, a lo largo de toda la ruta por Turquía, utilizamos el autobús para movernos por los diferentes puntos turísticos que visitamos, desde Estambul tomamos uno nocturno directamente a Goreme, en un largo viaje de más de 10 horas, aunque tenemos que decir que los autobuses de Turquía son de los mejores de Europa tanto en comodidad como en atención.

Existe la posibilidad de contratar transporte privado desde los aeropuertos de Nevşehir y Kayseri  hasta las localidades de Uchisar, Goreme, Ortahisar, Avanos, Cavusin, Urgup y Nevsehir  o de vuelta hasta los aeropuertos. Toda la información en este enlace.

La Capadocia, Turquia

Goreme está totalmente orientada al turismo, por lo que cuenta con multitud de hoteles, pensiones y restaurantes donde disfrutar de las especialidades locales y de un buen te. Pero también merece la pena pasear por sus calles y visitar sus mercados en busca de tejidos, cueros y especias.

Goreme, La Capadocia, Turquia Goreme, La Capadocia, Turquia




Booking.com


La Capadocia, qué ver y visitar

Son muchos los puntos de interés que se pueden visitar en la región, valles plagados de formaciones irreales, iglesias y castillos escavados en las rocas o ciudades subterráneas, estos son algunos de los más destacados:

–Museo al Aire Libre de Goreme

A tan solo 15 minutos andando desde el centro del pueblo de Goreme se encuentra uno de los museos al aire libre más grandes del mundo.

Museo al Aire Libre de Goreme, La Capadocia, Turquia

Museo al Aire Libre de Goreme, La Capadocia, Turquia Museo al Aire Libre de Goreme, La Capadocia, Turquia

Formado por un conjunto monástico y varias iglesias excavadas en la roca en las que se han conservado parte de las pinturas medievales que cubrían sus paredes. Alguna de las más destacadas son la Iglesia de Santa Barbara del siglo XI, la de la Serpiente, la Iglesia de la Manzana o la Iglesia Oscura, que posee los frescos mejor conservados y para la que se requiere una entrada a parte.

Museo al Aire Libre de Goreme, La Capadocia, Turquia

Iglesia de la Manzana, La Capadocia, Turquia Iglesia Oscura, La Capadocia, Turquia

También es destacable la masa de roca conocida como Las Monjas, que cuenta con 6 o 7 plantas. El precio de la entrada es de 15 liras turcas.

–Uchisar

El pueblo de Uchisar se encuentra a unos 5 kilómetros de Goreme, destaca por su castillo o fortaleza que es visible desde cualquier punto de la Capadocia, ya que se haya en la montaña más alta de la región.

Uchisar, La Capadocia, Turquia

Como la mayor parte de las edificaciones, las galerías del castillo están excavadas directamente en la pierda. Lo mejor de la visita es acceder al castillo y subir hasta la cumbre para tener unas vistas increíbles de los valles y las chimeneas de hadas.

–Las ciudades subterráneas

En la Capadocia existen un total de 36 ciudades subterráneas, siendo la ciudad de Kaymakli la más ancha mientras que la de Derinkuyo es la más profunda. Se comenzaron a construir durante la época de los hititas y posteriormente fueron utilizadas por los ejércitos para contralar la zona.

Ciudades subterraneas, La Capadocia, Turquia

A través de los laberinticos niveles nos encontraremos con establos, iglesias o  bodegas, que en algunos casos continúan siendo utilizados hoy en día por los habitantes de la región.

–Valles de la Capadocia

La mejor manera de visitar y disfrutar del paisaje mágico de al Capadocia es paseando libremente por algunos de sus valles más característicos.

Valle, del Amor, La Capadocia, Turquia

Valle, del Amor, La Capadocia, Turquia Valle, del Amor, La Capadocia, Turquia

Valle, del Amor, La Capadocia, Turquia

Desde Goreme podemos acceder caminando al Valle del Amor o Valle del Zemi, donde las chimeneas de hadas muestran su forma más “sensual”, también es posible recorrer el Valle de las Palomas o Pigeon Valley.

–El Valle de Ihlara

Se trata de uno de los valles más visitados de la región, en el cual el paisaje no es tan árido ya que esta atravesado por un rio. Se encuentra situado a unos 45 kilómetros de Goreme, por lo que para llegar allí es necesario hacerlo o bien en transporte público o bien, como hicimos nosotros, contratando una excursión de medio día para visitarlo.

El Valle de Ihlara, La Capadocia, Turquia

Se trata de un profundo valle, de unos 14 kilómetros de longitud y que en algunas zonas los farallones de roca caliza que lo forman tienen hasta 100 metros de profundidad. El acceso al complejo turístico del valle de Ihlara, que tiene 4 entradas, lo hicimos por la puerta sur y desde allí comenzamos a recorrer los puntos más destacados.

El Valle de Ihlara, La Capadocia, Turquia El Valle de Ihlara, La Capadocia, Turquia

En concreto la idea era llegar hasta Belisirma, a mitad de camino, donde existe un agradable restaurante junto al rio donde poder comer. En este tramo del valle es donde se encuentran el mayor número de iglesias excavas, entre las que podemos destacar la Iglesia Kokar Kikise, Purenli Seki Kilisesi conocida como la Iglesia con terrazas o la Agacalti Kilise  cuya traducción es la Iglesia bajo los árboles. En la mayoría están adornadas con frescos que recubren paredes y techos.



iati Seguros
OFERTAS TURQUIA