En nuestro segundo día por el Triangulo Cultural de Sri Lanka nos despedimos de Anuradhapura y continuamos la visita en la vanet de nuestro amigo Namil con el que habíamos acordado la ruta la noche anterior: Buda de Aukana, Polonnaruwa y  dejarnos en Sigiriya.

EL TRIANGULO CULTURAL DE SRI LANKA

Buda de Aukana

Tardamos algo más de una hora en hacer los 50 km que separan Anuradhapura de Aukana, parando por el camino en el enorme lago artificial de Kala Wewa. Desde el aparcamiento hay que subir unas escaleras hasta llegar a la taquilla, el precio de la entrada es de 750Rs. Enseguida nos encontramos frente a esta enorme estatua de Buda de 13 metros y tallada en la roca en el siglo V. Ni siquiera el hecho de que estuviera rodeado de andamios para su restauración le quita  un ápice de su belleza.

Buda de Aukana

Impresiona ponerse a los pies de la enorme imagen de Buda en posición de Ashisha Mudra o de bendición con la mano derecha levantada y sentirse diminuto a su lado. En el recinto hay también una pequeña pagoda blanca donde encontramos varios monjes rezando y unas vistas que bien merecen la pena disfrutar.

Buda de Aukana Buda de Aukana

Polonnaruwa, las ruinas más bellas de Sri Lanka

Después de visitar el Buda de Aukana pusimos rumbo a otro de los lugares que configuran el llamado Triangulo Cultural, Polonnaruwa, seguramente las ruinas más bonitas de Sri Lanka. Nos costó cerca de tres horas  llegar a la entrada, el precio es de 25 $ para los turistas extranjeros, un precio que podemos considerar algo abusivo teniendo en cuenta los costes de “vivir” en el país.

Polonnaruwa, Sri Lanka

Declara Patrimonio de la Humanidad, fue capital del reino cingalés entre los siglos XI y XII en sustitución de Anuradhapura, sería el Rey Parakramabahu I con el que la ciudad vivirá su máximo apogeo y en la que se construyeron la mayor parte de los edificios y templos que en tan buen estado han llegado hasta nuestros días. El complejo ocupa unos 8 km por lo que para recorrerla en su totalidad lo mejor es alquiler unas bicicletas o un tuck tuck. Aunque todo el conjunto es espectacular los puntos más destacados son el Palacio de Parakramabahu, el Cuadrángulo, la Dagoba de Ranko Vijara y los budas de Gal Vihara.

En la zona sur del recinto, destaca el Palacio de Parakramabahu I, entre las ruinas de esta inmensa residencia real destaca la Sala de las Audiencias, con frisos decorados con elefantes; la Piedra de Luna que da entrada a las escalinatas de la misma y las columnas que rodean la misma así como varios estanques artificiales.

Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka

La zona del Cuadrángulo es la que presenta mayor concentración de edificios y se conserva en muy buen estado, entre los más representativos encontramos el Thuparama Gedige, de planta cuadrangular con varias estatuas de Buda en su interior y el único edificio que conserva el techo. A su lado, el Vatadege, posiblemente la imagen de Polonnaruwa, un capilla de planta circular, rodeado de varias terrazas y con cada una de sus cuatro entradas flanqueada por guardianes de piedra. En el centro encontramos una pequeña dagoba con cuatro imágenes de Buda sentado. Frente a este último, el Hatadage, edificio destino a custodiar las reliquias. El Gal Pota o Libro de Piedra, de piedra y nueve metros de alto contiene inscripciones de textos budistas.

Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka

En la zona norte del recinto, destacan la dagoba derruida Menik Vihara y la Rakot Vihara, la de mayor tamaño con casi 55 metros. Los muros de ladrillo de Lankatilaka, contiene la estatua de pie de Buda sin cabeza.

Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka

Dejamos para el final el plato fuerte de la visita a Polonnaruwa, las imágenes de Gal Vihara, un enorme fragmento de roca donde aparecen talladas en granito, cuatro imágenes de Buda: un Buda reclinado de catorce metros de largo, una figura de pie de siete metros y dos Budas sentados. Sin duda una imagen de gran belleza donde además encontramos gran cantidad de cingaleses rezando ante ellas y que puso el broche de oro a nuestra visita a estas ruinas.

Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka Polonnaruwa, Sri Lanka

Ya casi anocheciendo pusimos ruta a Sigiriya donde queríamos pasar la noche para poder ascender a la Roca del León por la mañana temprano, nos costó encontrar alojamiento para los ocho pero al final lo conseguimos en en la calle principal.

Polonnaruwa, Sri Lanka



Booking.com