Hoi an, situada en el centro del país es, sin duda, la ciudad más bonita de Vietnam, durante los siglos XVI al XVIII fue un importante puerto pesquero y en sus calles y edificios se aprecia la influencia que japoneses, chinos y franceses dejaron en ella. Su casco histórico, de apenas cuatro o cinco calles en torno al rio Thu Bon, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad y cuenta con numerosos atractivos, pero si por algo es conocida Hoi an es por los cientos de farolillos que engalanan cada rincón y le dan un aura mágica especialmente por la noche.

Hoi an, la ciudad de los farolillos de Vietnam Hoi an, la ciudad de los farolillos de Vietnam Hoi an, la ciudad de los farolillos de Vietnam

Cómo llegar a Hoi An (Vietnam)

En nuestro recorrido por Vietnam, de norte a sur, llegamos a Hoi an desde Hue a unos 180 kilómetros, para ellos tomamos un autobús – cama  sobre las 13:00h que tardo cerca de 4 horas.

Hoi An (Vietnam)

Pero hay más opciones, a una media hora en coche esta el aeropuerto de la ciudad de Da Nang desde donde operan compañías de bajo coste como Air Asia o Vietnam Airlines y conectan tanto con otros puntos turísticos dentro de Vietnam como con países vecinos. Nosotros lo utilizamos para tomar un vuelo hacia ciudad Ho Chi Minh.

Qué ver y hacer en Hoi an

Pasamos dos días en Hoi an, donde lo primero que llama la atención es su ambiente tranquilo que no tiene nada que ver con el resto de ciudades vietnamitas, por su casco histórico está prohibido el uso de coches pudiendo solo transitar bicicletas y motos. Para visitar los principales sitios de interés de la ciudad vieja, todos ellos en torno al rio Thu Bon, es posible comprar un ticket por 120.00VND que da permiso para pasar a 5 sitios que elijamos. Se puede adquirir en el punto de turismo que se encuentra en el puente principal de la ciudad e incluso los hoteles pueden gestionarlo.

El puente cubierto Japonés

El puente cubierto japonés, es el punto más visitado de Hoi An, construido en 1593 por comerciantes japoneses en madera y piedra de color rojizo cuenta en su interior con un altar dedicado al emperador de Jade. Uno de sus extremos lo guarda un perro y el otro un mono, ya que se comenzó a construir en el año del perro y se acabo en el del mono.

Hoi An, puente cubierto japonés Hoi An, puente cubierto japonés Hoi An, puente cubierto japonés

Sala de la Asamblea Cantonesa

La Sala de la Asamblea Cantonesa, (17 Tran Phu), está dedicado al guerrero Quang Dong y la diosa del mar data del 1786 y su interior de madera y estilo cantones está plagado de espirales de incienso. En el exterior destaca la fuente del Dragón.

Hoi An, Sala de la Asamblea Cantonesa Hoi An, Sala de la Asamblea Cantonesa Hoi An, Sala de la Asamblea Cantonesa

Casa de Quan Cong de Hoi An

La Casa de Quan Cong (24 Tran Phu),  esta dedicada al general chino de mismo nombre y es una de las más antiguas de Hoi An. En el medio de la construcción hay una enorme vasija de bronce que se hace sonar cada vez que se entrega una ofrenda.

Casa de Quan Cong de Hoi An

Casa de Tan Ky

La Casa de Tan Ky, (101 Nguyen Thai Hoc), perteneció a un importante comerciante vietnamita y lleva siete generaciones en manos de la misma familia

Hoi An, Casa de Tan Ky Hoi An, Casa de Tan Ky

Pasear por las orillas del río Thu Bon

El río Thu Bon avanza incansable por la mitad de Hoi An, muchos de sus habitantes viven de las turbias aguas de este río, pescando o con puestos flotantes de frutas y verduras. Pasear por la orilla mientras observamos estas escenas cotidianas de los habitantes de la ciudad es una maravilla. Además en ambas riberas se instalan restaurantes y bares donde descansar y ver el atardecer, tranquilo y silencioso, un auténtico privilegio en Vietnam.

… más cosas qué ver y hacer en Hoi An

La Capilla de la Familia Tran (21 Le loi) destaca por su mezcla de estilos chino, japonés y vietnamita.

Capilla de la Familia Tran

De compras por Hoi An: Por todas partes se encuentran sastrerías en las que casi de un día para otro se hacen trajes y zapatos a medida a precios muy económicos, basta con enseñarles una fotografía del modelo que se quiere copiar. Los puestos y talleres de artesanía proliferan junto al rio y son un buen lugar para conseguir tallas de madera y, por supuesto, los farolillos, símbolo de la ciudad, es uno de los articulos más representativos que podremos comprar de mil tamaños y colores.

Otra visita recomendada es el mercado local, especialmente animado por las mañanas y un buen lugar donde disfrutar del ambiente más autentico de la ciudad. Por la noche, al otro lado del rio se instala otro mercadillo dedicado a la venta de artesanía y otros artículos de regalo, sobre todo farolillos.

Hoi an es también conocida por su gastronomía, con cientos de restaurantes donde disfrutar de ella e incluso recibir cursos de cocina vietnamita. Uno de ellos es el nº3 Restaurant Ms. Nam (Bai Boi Dong Hiep) donde degustamos riquísimos platos vietnamitas, sobre todo sus rollitos.

Gatronomía en Hoi An Gatronomía en Hoi An

… y disfrutar, sobretodo, disfrutar de esta población tan atópica y pintoresca de Vietnam buceando fuera de los tours más típicos, conociendo y charlando con sus habitantes que nos regalaran historias maravillosas del pasado, presente y futuro de Hoi An y dejandonos llevar por un ritmo antinatural en un país más caótico que tranquilo.

Hoi An, Vietnam Nómada en Hoi An, Vietnam Nómada en Hoi An, Vietnam



Booking.com